Harambe, el gorila que fue asesinado por la irresponsabilidad de unos padres

Harambe, el gorila que fue asesinado por la irresponsabilidad de unos padres

Harambe, un gorila del zoo de Cincinnati, fue asesinado cuando un niño logró colarse en su recinto. Mientras Internet culpa a los padres del niño, muchos medios se preguntan si es útil tomarnos la justicia por nuestra mano.

Noticias Manu Barrena Manu Barrena 01 Junio 2016 11:37

¿Recordáis al león Cecil? Este felino procedente de Zimbabwe era la principal atracción de uno de los parques nacionales del país africano. En verano de 2015 fue asesinado por un cazador estadounidense provocando un gran revuelo mediático tanto en Zimbabwe como en Estados Unidos ya que se descubrió que Walter Palmer, el asesino, había pagado 40.000 dólares por cazar y acabar con la vida de uno de los emblemas del país.

Algo parecido ha ocurrido pero esta vez en territorio norteamericano. El zoo de Cincinnati asesinó el sábado al gorila Harambe, una de las estrellas del recinto, delante del público asistente. ¿Pero cómo se llegó a ello? Repasemos los hechos:

Harambe, de 17 años recién cumplidos, estaba en el espacio dedicado al primate cuando de repente un niño de 4 años logró traspasar las barreras y acercarse a él. En los vídeos que se pueden ver del momento, se percibe cómo el gorila agarró al niño y le arrastró por el agua de forma más o menos violenta. Tras 10 minutos de incertidumbre y tensión por lo que Harambe podría hacerle al niño, los oficiales del zoo decidieron que la mejor opción era matar a Harambe en vez de dispararle con tranquilizantes.

¿Era realmente necesario? Según lo visto en el vídeo, algunos expertos afirman que el animal estaba haciendo con el niño lo mismo que haría con una cría y que en algunos momentos parece hasta protegerle. En cambio, otros cuidadores creen que matarle fue la mejor decisión que pudieron hacer. "Un tranquilizante tarda entre 5 y 10 minutos en hacer efecto. ¿Qué haría un gorila si de repente le disparas un tranquilizante? Se lo arrancaría, y tendría un crío en sus manos".

La dirección del zoo de Cincinnati apoya estas últimas opiniones y las acciones realizadas por los cuidadores de Harambe. "Los tranquilizantes no hacen efecto hasta varios minutos después y el niño estaba en serio peligro. Por encima de ello, el impacto del dardo agitaría al animal y podría causar una situación mucho peor" dijeron en un comunicado. Además afirman que hoy por hoy tomarían la misma decisión. "El gorila estaba claramente inquieto y desorientado". La sociedad norteamericana, incluidos algunos animalistas (que se encuentran divididos por lo ocurrido), defienden las acciones del zoo de Cincinnati para salvar la vida del niño. Entonces, ¿dónde está la polémica?

Internet busca culpables

La muerte de Harambe se debe a una irresponsibilidad humana. Concretamente la de la madre del niño que logró colarse en el recinto del gorila. Eso es lo que piensa todo el mundo en Internet. Y ya se sabe que en los tiempos que corren, si eres el blanco de las críticas en Internet, es prácticamente imposible que te puedas defender.

Lo que mucha gente piensa es "¿Cómo una madre pudo dejar a su hijo de 4 años meterse en el recinto de un gorila de 180 kilos?". En este caso en particular, el gorila estaba rodeado por un una barrera, arbustos y un muro de más de 3 metros de alto para que los primates no puedan escalar. ¿Cómo pudo ocurrir algo así? Como dice Michelle Gregg, madre del niño, los accidentes ocurren. Con lo que no está de acuerdo la gran mayoría es el tono que usó en su post de Facebook (ahora borrado) obviando la muerte del animal y agradeciendo a Dios que el incidente no hubiera ido a más.

Por norma general, la gente en Internet piensa pensamos que siempre lleva llevamos la razón y en este caso todos los dedos apuntan a los padres del niño a quienes culpan de lo ocurrido y, en consecuencia, de la muerte de un animal inocente como Harambe. La petición para que los Servicios Sociales investigen el caso y a la madre en Change.org tiene en estos momentos cerca de 450.000 firmas y no parece que vaya a disminuir su impacto sino todo lo contrario. La noticia se está volviendo cada vez más viral desde que los hechos ocurrieran el pasado fin de semana y la sucesión de amenazas e insultos hacia la madre en redes sociales por el incidente ha provocado que tenga que suspender sus cuentas al menos temporalmente.

A raíz de lo ocurrido, algunas voces se ponen de lado de la madre y es que, como bien analizan en Vox, la cantidad de odio que está recibiendo Gregg se puede considerar desmesurada. Los usuarios que denuncian la actitud de la madre actúan con cierta superioridad al decirle cómo debería críar a su hijo creyéndose de alguna manera superior a ella. ¿Quién tiene la culpa de la muerte de Harambe? ¿Podemos culpar a una madre por decir cómo cuidar a su hijo? ¿Nos sentimos tan moralmente superiores? El caso es muy complejo y la polémica con Harambe y su muerte no ha hecho nada más que empezar.

1 Comentario

  • Más recientes
  • Mejor valorados