El Daesh refuerza su retórica para la "reconquista de Al-Andalus"

El Daesh refuerza su retórica para la "reconquista de Al-Andalus"

La referencias a la Península Ibérica han aumentado desde los atentados de Barcelona y Cambrils.

Noticias Adrián Parrondo Adrián Parrondo 18 Noviembre 2017 11:22

El grupo terrorista Daesh ha aumentado su maquinaria propagandística para lo que denominan "la reconquista de Al Andalus". La intensificación de las menciones comienza en el año 2016, pero se ha recrudecido desde los atentados de Barcelona y Cambrils del pasado 17 de agosto que dejaron 16 muertos.

"Los yihadistas no solo utilizan al-Andalus de un modo metafórico", asegura el profesor de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla y experto en ciberseguridad y yihadismo, Manuel R. Torres, en declaraciones al diario El País. Y prosigue: "Se trata, para ellos, de una meta con un horizonte muy lejano".

Las proclamas en torno a Al-Ándalus se recrudecen, aunque hay que reconocer que España ha dejado de ser una prioridad del salafismo gracias a la efectiva acción de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Y no por falta de intentos por parte de sus combatientes.

En ello ha sido fundamental lo que el Ministerio del Interior ha denominado como "arrestos en fases tempranas", en las que se evita que una célula madure y consiga coordinarse desde sus primeros momentos. Su acción se ha intensificado desde 2015, cuando Interior aumentó a 4 el nivel de alerta. Desde entonces se han practicado un total de 208 arrestos.

El Daesh ha intensificado sus referencias a Al-Ándalus en sus foros "El Daesh ha intensificado sus referencias a Al-Ándalus en sus foros"

En los altos mandos del Daesh no figura ningún español. De hecho, los expertos en yihadismo señalan los problemas que tiene el grupo para dirigirse a los hispanos en sus materiales de propaganda. A pesar de ello, el número de españoles en Siria es cuantioso, alrededor de 200 (alejado de otros países de nuestro entorno), y resulta llamativa las captaciones que se han realizado en otros países de lengua española, como Chile o Colombia.

Los grandes núcleos de yihadismo en España continúan situados en las ciudades de Ceuta y Melilla, aunque no son pocas las mezquitas a lo largo de toda España que están en el punto de mira del CNI. 

Para evitar este tipo de situaciones, la propia comunidad musulmana se ha movilizado para exigir una formación y un control exhaustivo de los imanes que van a dirigir los rezos en cada uno de los centros espirituales. Solicitan que los líderes religiosos tengan que pasar un examen y una evaluación psicológica que certifique su capacitación para ejercer un cargo de estas características.

La importancia de Al-Ándalus en la retórica yihadista

Abu Lais al Qurdubi, El Cordobés, ha sido la cara más visible del aumento de esta retórica "Abu Lais al Qurdubi, El Cordobés, ha sido la cara más visible del aumento de esta retórica"

Las referencias a al-Ándalus en torno a la 'reconquista' han sido una constante desde la época en la que Al Qaeda y Bin Laden eran los cabecillas del terrorismo de corte islamista.

Los extremistas consideran que la Península Ibérica (junto a Ceuta y Melilla) fueron "tierra conquistada a los musulmanes" (obviando que ocuparon el territorio tras una invasión), una 'guerra' que encaja perfectamente en su argumentario para movilizar a sus seguidores.

Las referencias a Al-Ándalus se han repetido constantemente en los foros que las redes del Daesh emplea en Europa, lo que ha provocado detenciones como la de Soukina Aboudrar en Fuerteventura y Marouan ben Nacer en Mataró durante el año 2015.

La cara más mediática de este mensaje dirigido hacia la Península Ibérica la representa Abu Lais al Qurdubi, alias El Cordobés, que envió un mensaje tras los atentados de Barcelona y Cambrils: "Con el permiso de Alá. Al-Andalus volverá a ser lo que fue: tierra de califato".

Fue el primer vídeo de gran producción dirigido hacia España por parte del Daesh. Junto al hijo de Tomasa Pérez (malagueña, huyó hacia Siria en 2014), apareció otro combatiente con evidentes dificultades para comunicarse en español. Es una prueba, quizás, de que el ISIS encuentra problemas para encontrar personas del país ibérico. 

Comentarios