Buscar
Usuario

Noticias

Da a luz a su bebé en una bañera de hotel guiada por un tutorial de YouTube

La joven se enteró que estaba embarazada en el tercer trimestre de gestación, pero decidió no cancelar su viaje a Alemania desde Estados Unidos.

Antiguamente los bebés llegaban al mundo en casa, con una matrona, unos pocos familiares y unos dolores insoportables. Pero pronto llegaron las facilidades que proporcionaba nacer en un hospital. No obstante, está claro que los hospitales no son los únicos lugares donde las mujeres dan a luz. O si no que se lo digan a Tia Freeman, de 22 años, cuyo hijo quiso nacer en Estambul en un viaje de Freeman de Estados Unidos a Alemania. 

Lo de Freeman fue más por emergencia que por capricho. Una noticia que se ha hecho viral porque ella misma lo ha querido hacer público en Twitter. Y es que su historia es para que todo el mundo la conozca. El parto tuvo lugar en una habitación de hotel. Bueno, para ser exactos, en la bañera de dicha habitación. 

Su vivencia no ha sido especial solo por el parto, sino que fue surrealista desde el principio. La joven no supo que estaba embarazada hasta el tercer trimestre del embarazo, a pocos días de dar a luz. La joven decidió no cancelar un viaje que tenía programado a Alemania en marzo, y en el que se hacía escala una noche en Turquía.

La joven dio parto en la bañera de un hotel "La joven dio parto en la bañera de un hotel" 

Pero, el parto se adelantó dos semanas y el plan se tambaleó. "Me enteré a mediados de enero y ya había comprado los billetes para los vuelos y pensé... bueno, si el bebé nace en la fecha prevista no debería de haber problemas", ha explicado la joven al diario 'Newsweek'.

Tia Freeman es una informática de las Fuerzas Aéreas estadounidense, y hemos podido comprobar que la informática efectivamente es lo suyo. Especialmente el mundo de Internet. En la red descubrió que las contracciones en el avión no eran síntoma de indigestión, sino de embarazo. Y, efectivamente, el bebé estaba en camino. Ya en el hotel y gracias a un tutorial de Youtube Freeman supo cómo tratar el asunto. 

La joven no sabía el número de emergencias, casi nadie hablaba inglés y no sabía si su seguro médico le cubriría. La solución estaba en Youtube. Así que buscó en YouTube cómo hacerlo: llenó la bañera de agua tibia, cogió dos toallas (una para morderla y otra para cubrir al bebé), se metió y, cuando las contracciones empezaron a tener la frecuencia de un minuto, empezó a empujar. Tuvo suerte, según su relato, "en cinco o seis", su pequeño nació. Seguro que muchas mujeres firmaban por tener un parto así.

Asimismo, bromeando sobre si lo que le colgaba era un pene o el cordón umbilical, efectivamente, ella misma se encargó de cortar el cordón umbilical con la ayuda de Internet.

Los gifs y Twitter la ayudaron a explicarse

La mamá protagonista ha derrochado humor y un gusto especial por los gifs en un hilo donde explica cómo su bebé llegó al mundo y como Internet, en este caso Youtube, fue el mejor médico que podía llegar a tener.

Artículos recomendados

Comentarios