Curan a un paciente de VIH por segunda vez en la historia

Curan a un paciente de VIH por segunda vez en la historia

El hombre lleva un año y medio sin recibir el tratamiento para la enfermedad gracias a un trasplante de médula.

La ciencia ha conseguido curar a un paciente de VIH por segunda vez en la historia. El hombre fue diagnosticado en 2003, y lleva un año y medio sin recibir el correspondiente tratamiento para la enfermedad gracias a un trasplante de médula. Después de desarrollar un cáncer, en 2016 aceptó un trasplante de células madre para tratar el tumor. Los médicos consiguieron encontrar un donante con una mutación genética que confiere resistencia a este virus, por lo que el trasplante cambió el sistema inmunológico del paciente, que adquirió la misma resistencia.

Desde entonces, el hombre no ha vuelto a recibir tratamiento contra el VIH, y ha confesado al New York Times que nunca creyó que fuera a vivir para ver una cura. Este hecho ha ocurrido doce años más tarde de que se hiciera pública la cura de la primera persona con VIH. Fue el estadounidense Timothy Brown, popularmente conocido como 'El Paciente de Berlín'

Desde este acontecimento en septiembre de 2007, científicos de todo el mundo han intentado repetir el tratamiento empleado con Brown en otros pacientes. No obstante, ninguno de ellos ha resultado eficaz, por lo que la curación de Brown se consideró como  un caso aislado, que ha dejado de serlo. Tal y como lo recoge The New York Times, la historia se repite con este paciente de origen londinense cuyo nombre no ha sido revelado. 

Timothy Ray Brown, la primera persona curada de VIH - The New York Times "Timothy Ray Brown, la primera persona curada de VIH - The New York Times"

Los investigadores mantienen la esperanza

A pesar de que se trata de un caso "demasiado prematuro" para declararse oficialmente curado, los expertos hablan abiertamente de "curación". Por segunda vez en la historia un trasplante de médula ósea se ha convertido en la llave para la remisión del virus. El tratamiento tenía como objetivo trata el cáncer del paciente. Así lo detallará la revista de divulgación científica Nature, donde el equipo médico publicará los detalles sobre el proceso de curación del que ya se conoce como el 'Paciente de Londres'. 

El tratamiento que recibió este paciente no solo destruyó el cáncer sin efectos secundarios dañinos para él, sino que, además, las células inmunes trasplantadas, que ahora son resistentes al VIH, parecen haber remplazado completamente a las vulnerables. Esta resistencia no solo le ha ayudado a remitir los efectos del virus, sino que le ha ayudado a hacer frente al mismo sin la necesidad de ingerir medicamentos. Por esto los científicos consideran que el caso supone una "remisión a largo plazo". 

Las similitudes con el caso de Brown arrojan esperanza a la situación del Paciente de Londres, a pesar de que esto no garantiza que el paciente esté fuera de peligro. A raíz de este avance, la comunidad científica cree que se pueden dar nuevas pistas para acabar con el virus del VIH. 

Comentarios