Buscar
Usuario

Noticias

El cuerpo de Julen presenta un fuerte golpe en la cabeza, según la autopsia

El informe señala un "traumatismo craneoencefálico severo", según aparece reflejado en los primeros datos de la autopsia.

El cuerpo de Julen Roselló, el menor que cayó a un pozo de Totalán hace dos semanas, presenta un fuerte golpe en la cabeza, en concreto un "traumatismo craneoencefálico severo", según se refleja en los primeros detalles de la autopsia. En ese escrito también se señala que, tras precipitarse, cayeron sobre él piedras y otro tipo de sedimentos que habría generado el golpe. Murió ese mismo día. La Justicia, que investiga el caso, planea la imputación formal del dueño de la finca por un delito de 'homicidio imprudente'.

Este dato y el resto de conclusiones que se incorporarán al informe, irán dirigidos al Juzgado de Instrucción 9 de Málaga, donde ya se investiga la causa. En ese sumario también se encuentra la presunta falta de licencias en la construcción del pozo en el que cayó el menor. Hay dudas sobre su estado, la falta de licencias y si se pudiera haber evitado. El delegado del Gobierno en Andalucía, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis ya ha pedido el cierre de todos los pozos ilegales para evitar este tipo de situaciones.

Julen Roselló, de dos años, ha sido encontrado sin vida este sábado 26 de enero a la 01:25 de la madrugada por dos miembros de la Brigada de Salvamento Minero. Según las primeras conclusiones pronunicadas por el delegado del gobierno en Andalucía, el pequeño cayó de forma "rápida y libre" hasta los 71 metros de profundidad, donde el pozo presentaba un relleno de tierra. Era el lugar en el que se sospechaba que se encontraba el menor en base al georradar, pero la presencia de un tapón impedía acceder al lugar.

El operativo ha contado con un elevado número de voluntarios "El operativo ha contado con un elevado número de voluntarios"

Las primeras pesquisas señalaban el tapón como una de las mayores incógnitas del caso. Sin embargo, ahora, las autoridades señalan que lo más posible es que se fuera desprendiendo tierra de pozo, ya que las paredes son "muy imperfectas, arenosas". Así lo mantienen los expertos que participan en el caso, la Guardia Civil y el delegado del Gobierno.

Gran implicación

La búsqueda del pequeño Julen ha contado con una gran implicación a nivel social. Durante las últimas dos semanas, alrededor de 300 personas se han implicado durante todo el día en colaborar en las labores de rescate del pequeño, siempre con la esperanza de encontrarlo con vida.

En un caso con repercusión internacional, las labores de rescate han sido especialmente complicadas, sobre todo, por las características del pozo. No hay que olvidar que nos encontramos ante un agujero de solo 25 centímetros de diámetro y con una profundidad de 107 metros. A ello, hay que sumar la dureza de los materiales que rodean el pozo y que componen la gran mayoría de esta colina.

Estas condiciones llevaron a descartar en un primer momento la realización de un túnel horizontal y, finalmente, se apostó por entubar un orificio vertical en una de las laderas. Hablamos de una auténtica obra de ingeniería civil que ha contado con la colaboración de todo tipo de técnicos en un operativo sin precedentes.

Artículos recomendados

Comentarios