Cuatro años de cárcel en España por defenderse de su maltratador con una pequeña navaja

Cuatro años de cárcel en España por defenderse de su maltratador con una pequeña navaja

En 2007 agredió a su maltratador con una navaja de dos centímetros, diez años después le llega la sentencia que la condena a cuatro años de cárcel.

Noticias Lluna O Lluna O 13 Septiembre 2017 12:16

Noemí Otero Quesada conoció a la que fue su pareja durante 15 años, José Luis, cuando ella misma era una adolescente de 15 años. Fue maltratada durante toda su relación.

Está reconocida por la Xunta de Galicia como mujer maltratada, habiendo precisado de ayuda psicológica en varias ocasiones. Noemí llegó a sufrir dos abortos por las palizas que recibía, y durante su primer embarazo, explica que su pareja le decía cosas como "Me das asco tú y lo que llevas dentro".

La sentencia

Noemí Otero "Noemí Otero"

La causa de que haya sacado su caso a la luz diez años después de los hechos, (la relación finalizó en 2007), es que este año se ha publicado la sentencia que la condena a cuatro años y tres meses de cárcel por agredir a su ex-pareja con una navaja de dos centímetros de hoja.

Era a partir del 1 de Septiembre cuando debía ingresar en prisión, aunque está a la espera de que la vaya a buscar la Policía con una orden judicial, algo que puede ocurrir en cualquier momento. Actualmente tiene 40 años y trabaja en una multinacional como operadora telefónica.

Según afirma la sentencia, José Luis dormía tras haber estado consumiendo drogas y ella le atacó con la navaja (que él usaba para cortar la droga) hiriéndole siete veces en tórax, brazo y cuello. Esto según la versión de él, que dice que fue ella misma la que posteriormente llamó a la ambulancia y la policía.

El juez ha dado la razón a José Luis porque considera que Noemí tuvo varias contradicciones sobre lo sucedido. Como ha explicado ella, es difícil saber qué pasó exactamente cada vez cuando te maltratan cada día.

Durante toda su relación ella interpuso diversas denuncias por malos tratos que siempre acababa retirando por miedo.

"Cuando me daba las palizas grandes, su madre y su hermana aparecían siempre, su madre me acompañaba al hospital para que no dijese nada"

La versión de Noemí sobre todo lo ocurrido, es la siguiente: "Tuvimos una pelea de tantas, ya eran casi diarias, yo ya estaba al límite, muy asustada... Ese día me empujó al suelo y yo reaccioné así, cogí lo primero que tenía a mano y le hice unos cortes. Estaba desesperada", declarara en una entrevista con El Español.

El auto del 10 de Junio impuso una orden de alejamiento de 500 metros el uno del otro. Esta orden fue incumplida por ambos. Noemí lo hizo entre el 19 de Junio y 3 de Julio, cuando le envió una serie de mensajes acusándole de haber mentido en su versión de los hechos. José Luís lo hizo el 28 de octubre, cuando, tras localizarla en una cafetería, se acercó a ella y le tiró del pelo con intención de dañarla, un tirón que le provocó lesiones que duraron 15 días.

José Luis está en la cárcel por tráfico de drogas, motivo por el que ha ingresado varias veces en prisión. A ello se suma otra condena de siete meses por "dos delitos de malos tratos y lesiones de violencia de género".

El resultado del proceso judicial

El resultado del proceso judicial fueron tres años y seis meses para Noemí por agredir a su pareja con "alevosía", más nueve meses por incumplir la orden de alejamiento y comunicación, un total de cuatro años y tres meses. Para José Luis siete meses de prisión por "delito de lesiones en el ámbito de violencia de género" por el altercado de la cafetería, y nada más por quebrantar la orden de alejamiento.

""

Ahora Noemí no puede hacer nada más judicialmente para probar su caso. Su única opción, algo que ya ha hecho, es presentar una solicitud de indulto, aunque no tiene ningún tipo de garantía ya que es una medida de gracia que concede el ministro de Justicia, es decir, que la puede admitir o no sin justificar su decisión.

Además ha pedido a la Audiencia Provincial de Pontevedra una suspensión de la ejecución de la pena hasta que se sepa el resultado de petición del indulto, ya que si va a la cárcel, perdería su trabajo. Una cárcel, por cierto, que es la misma en que está José Luis, algo que según ella misma la desestabilizaría.

Para la petición de indulto han presentado (Noemí y su abogada) 120 testimonios de vecinos, amigos, familiares y compañeros de trabajo así como documentación para demostrar que lleva 10 años con trabajo estable y varios informes médicos que confirman que estar en prisión le ocasionaría problemas psicológicos.

3 Comentarios

  • Más recientes
  • Mejor valorados