La presión de los sindicatos consigue evitar un 20% despidos en DIA

La presión de los sindicatos consigue evitar un 20% despidos en DIA

La empresa de supermercados se encuentra en pleno proceso de transformación para salvar su futuro.

La crisis de los supermercados DIA sigue hacia adelante en mitad de una batalla entre el Consejo de Administración y el inversor ruso Mikhail Fridman. La empresa necesita un plan de reconversión que se debería aplicar cuanto antes, aunque hay una medida que ya se encuentra en fase de ejecución: un ERE con el que reducir la estructura de los supermercados.

El anuncio por parte de la enseña de supermercados cifraba la destrucción de empleo en un total de 2.064 puestos de trabajo, que incluirían cierres de supermercados y un adelgazamiento de su matriz.

Sin embargo, tras la negociación con los sindicatos Fetico y UGT, la empresa finalmente reducirá esos despidos en un 22%. Gracias al resultado de estos diálogos, se mantendrá un total de 460 puestos que iban a ser destruidos y otras 40 personas abandonarán la compañía en régimen de prejubilaciones. La plantilla actual se compone de un total de 26.709 trabajadores en toda España.

El proceso incluye también la venta de 258 tiendas a lo largo de toda España, aquellas que no consiguen rentabilidad. La idea pasa por intentar subrogar los empleos a las nuevas firmas que se hagan con el control de estos establecimientos. El problema, sin embargo, es que la falta de rentabilidad y la experiencia de Carrefour con los locales adquiridos en Francia son un escollo para que esta vía obtenga éxito.

Fridman ha cogido impulso dentro de la empresa

Fridman se encuentra más cerca de adquirir la enseña de supermercados "Fridman se encuentra más cerca de adquirir la enseña de supermercados"

El controvertido inversor ruso, enfrentado al Consejo de Administración, se encuentra en pleno proceso para coger las riendas de la compañía. A pesar de que cuenta con un 29% de las acciones y su posición al borde de la OPA (cuya oferta ya ha realizado), los temores que recuerdan su paso por Zed y las preocupaciones por parte del Gobierno le habían alejado de esta posibilidad.

Sin embargo y contra todo pronóstico, la última Junta General de Accionistas acordó apoyar mayoritariamente su propuesta de ampliar capitales con derechos de suscripción preferente por un importe de 500 millones de euros.

La operación fue formulada por L1, la sociedad perteneciente a su grupo empresarial Letterone. Precisamente, su primer desembarco en la cúpula, donde colocó a varias personas de su confianza que posteriormente tuvieron que dimitir, confirmaron su fallo a la hora de tomar el control.

Ahora, con esa ampliación de capital, que había colocado como condición imprescindible para la OPA, llevan a la conclusión de que los supermercados DIA podrían pasar a control ruso durante los próximos meses.

Comentarios