Buscar
Usuario

Vida

Crean un vibrador que pide tu pizza favorita cuando llegas al orgasmo

Con solo pulsar un botón, este nuevo dispositiva promete revolucionar el mundo del placer.

La vida está llena de placeres que, por unas cosas o por otras, se nos acaban prohibiendo. Sobre el sexo sigue pesando un tabú y sobre la comida recáen unos cánones de belleza que nos impiden atiborrarnos sin sentirnos culpables. Pero querida amiga, como canta nuestra María Isabel, "la vida solo es una", así que disfrútala y no te cortes.

CamSoda, la plataforma de vídeos para adultos, lo sabe bien, por lo que ha lanzado un curioso invento que reúne lo que más feliz nos hace: los orgasmos y la pizza. Se trata de RubGrub, un revolucionario vibrador que te permite pedir una pepperoni o una margarita tras haber alcanzado el clímax.

Este curioso dos por uno que ya quisiera el Carrefour surge de la alianza entre Domino's y la empresa de vídeos X. El funcionamiento de este jueguete sexual es muy sencillo: el dispositivo se conecta a Internet y, antes de ponerte a la faena, programas tu pedido favorito. Una vez hayas terminado -para que no te interrumpa el repartidor-, solo tendrás que pulsar un botón que mandará una señal por Bluetooth para que comiencen a preparar tu pizza.

Éxito asegurado

Orgasmos y pizza, dos placeres en uno "Orgasmos y pizza, dos placeres en uno"

Según sus creadores, se puede adaptar a cualquier tipo de vibrador, aunque en principio está pre-diseñado para el modelo Nora de Lovense, y no requiere más mecanismos de uso. Fácil y placentero.

"Masturbarse, aunque es un placer, puede ser una actividad física extenuante en la que una persona gasta mucha energía y quema bastantes calorías", ha declarado Daryn Parker, vicepresidente de CamSoda al diario The Sun. "Inevitablemente, una vez alguien llega al orgasmo, se siente letárgico y hambriento. Ahora, lo que necesitas para disfrutar de un saábado noche es tu RubGrub y comer, todo con pulsar un botón", ha explicado, convencido de que el invento será todo un éxito.

Lo del cigarrito de después ya está pasado de moda. Ahora, tras darte una alegría, lo suyo es comerte una buena pizza. Y que nos quiten lo bailao, oye. 

Artículos recomendados

Comentarios