Buscar
Usuario

Vida

Coregasm: cómo llegar al orgasmo sin usar las manos con 4 sencillos ejercicios

La técnica para llegar al orgasmo sin tocarse se fundamenta en ejercitar el suelo pélvico.

Coregasm: cómo llegar al orgasmo sin usar las manos con 4 sencillos ejercicios

Aunque parezca una utopía, se puede llegar al orgasmo sin necesidad de utilizar las manos e incluso sin estar erecto. Para ello existe una técnica que promete alcanzar el éxtasis orgásmico mediante ejercicios pélvicos y abdominales. 

La técnica recibe el nombre de coregasm y no es muy popular. La revista Men's Health la dio a conocer en 2006, al entrevistar a un actor porno que aseguró que había tenido orgasmos sin estimulación genital durante sus entrenamientos. Conociendo o no la técnica, una sexóloga colaboradora de la revista pudo comprobar cómo el 10% de las personas, tanto hombres como mujeres, habían experimentado esta misma sensación. 

Diferente entre hombres y mujeres

Debby Herbenick fue quien lo estudió, y publicó en la revista toda la información descubierta. "Lo loco es que los coregasms no involucran ningún pensamiento sexual o fricción en sus genitales. A menudo surgen de trabajar los músculos abdominales. Aún no hemos descubierto por qué. Algunas teorías creen que durante el ejercicio se estimulan partes internas del cuerpo, como las vías nerviosas, que están asociadas con el orgasmo", explica la experta. 

Como los orgasmos normales, también los corgasms son diferentes entre hombres y mujeres. Según publica Código Nuevo, para ellos, esta experiencia resulta "un clímax más intenso que cuando te haces una paja, pero más suave que cuando tienes relaciones con tu pareja". Por su parte, las chicas aseguran que el orgasmo es similiar a cuando se tocan. Sin embargo, también afirman que aprender a tener coregasms hace que mejoren las relaciones de pareja. De este modo, pueden saber mejor cómo moverse para facilitar el orgasmo durante la penetración. 

Cuatro recomendables ejercicios físicos

Para aprender a tener un coregasm, existen una serie de ejercicios que la sexóloga Herbenick reunió en un libro. La rutina se basa en fortalecer el suelo pélvico, una serie de ejercicios que practicaban este 10% de personas que lo habían vivido de manera involuntaria: pull ups, pesas, escalar cuerdas y correr. 

Para los que no practican deporte, es recomendablecomenzar a ejercitar los abdominales y hacer sentadillas. Tras entrenar los músculos pélvicos, también es necesaria la meditación consciente, y en el caso de las mujeres, si se puede, usar bolas chinas. Pero además, existen cuatro ejercicios especifícos muy recomendables para llegar al coregasm: 

1 Ejercicio aeróbico

Hacer cardio puede ser un buen ejercicio para controlar el orgasmo "Hacer cardio puede ser un buen ejercicio para controlar el orgasmo"

Practicar ejercicio de baja o media intensidad durante mucho rato. Por ejemplo, correr en cinta, en la elíptica, o por la calle, hacer spinning o salir con la bici. Vamos, todo lo que se considera cardio. 

2 Ejercicios en barra

Los ejercicios en barra son los más complicados "Los ejercicios en barra son los más complicados"

Manteniendo la espalda recta sobre una barra, haciendo la fuerza con los brazos, subir las piernas hasta que estén en paralelo con el suelo. Ahora, intentar mantener la postura unos segudos, y luego bajar las piernas lentamente. 

3 Abdominales

Hacer abdominales puede ser un ejercicio para hacer en casa "Hacer abdominales puede ser un ejercicio para hacer en casa"

Esta técnica la conocemos todos. Tumbados en el suelo, estirados y boca arriba, con las rodillas dobladas y los pies en el suelo, intentamos levantar el abdomen y llevar el pecho a las rodillas. Si se quiere variar, podemos estirar una pierna poniéndola recta en paralelo al muslo de la otra, y sostenerla así unos segundos. Después descansar, y repetir, así constantemente. 

4 Contracciones vaginales o de glúteos

Ejercitar los músculos de la vagina puede ser muy eficaz para llegar al coregasm "Ejercitar los músculos de la vagina puede ser muy eficaz para llegar al coregasm"

Todos los ejercicios anteriores se pueden combinar con un truco infalible y totalmente necesario para controlar el orgasmo: las contracciones vaginales y de glúteos permiten estimular las zonas erógenas, y esto va a facilitar el orgasmo sin manos. Aunque parezca imposible, con la práctica se puede llegar al coregasm simplemente haciendo un poco ejercicio. 

Artículos recomendados

Comentarios