Buscar
Usuario

Noticias

Corea del Sur inicia una 'caza de brujas' contra los gays: detiene a todos los militares homosexuales

El Servicio Militar es obligatorio en el país asiático

Corea del Sur está siguiendo los pasos de Chechenia: el undécimo país más rico del mundo está deteniendo a todas las personas homosexuales que están actualmente sirviendo en el Ejército, donde todos los ciudadanos deben permanecer durante 21 meses a causa del Servicio Militar Obligatorio, tal y como ha relatado el diario The New York Times.

La situación es contradictoria, ya que la nación del Extremo Oriente ha despenalizado la homosexualidad oficialmente, pero a la vez, prohíbe de forma expresa que se evidencie cualquier muestra de homosexualidad en el Ejército. Algo que, sinceramente, suena muy contradictorio.

La persecución se está iniciando de una manera muy directa, orquestada desde las propias instituciones y contra gays específicamente. Por todo ello, están buscando directamente las redes sociales que están enfocadas a la comunidad LGTBI para averiguar qué perfiles son sospechosos de homosexualidad y detenerlos.

La persecución contra los militares homosexuales se ha intensificado "La persecución contra los militares homosexuales se ha intensificado"

Por el momento hay 32 personas detenidas, e incluso están obligando a los acusados a revelar la identidad de otras personas para localizarlos y detenerlos. El objetivo es claro: que no quede ninguna persona gay en el Ejército.

El problema de todo ello se encuentra en que ninguna persona puede evitar formar parte de este cuerpo de seguridad, ya que el Servicio Militar es completamente obligatorio. Por todo ello, tienen la obligación de intentar esconder completamente su orientación sexual, algo que básicamente incumple flagrantemente los derechos humanos en la que se suponía que era una de las democracias más consolidadas de la región.

El delito de lo denominado como "actos vergonzosos" o "sodomía", puede acarrear hasta dos años de cárcel. Uno de los detenidos ha relatado todo lo sucedido: "Sabían que yo no querría que se publicara mi nombre, así que me hicieron cooperar con ellos. La atmósfera era muy opresiva y humillante. Tenía miedo".

Penas de cárcel

El país ya ha impuesto varias sentencias por estos hechos. Recientemente, un capitán fue condenado a un año de prisión por tener relaciones sexuales con otro soldado del Ejército.

La relación fue completamente consentida y en la habitación privada de uno de los integrantes de la pareja, por lo que la discrección fue máxima y no se vulneró ningún derecho. A los responsables les dio igual, fueron a por ellos y les detuvieron.

Ahora, algunas asociaciones LGTBI del país están intentando que el Gobierno conmute las penas, ya que consideran que violan flagrantemente la Convención de los Derechos Humanos.

El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, está en contra de la homosexualidad "El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, está en contra de la homosexualidad"

El Centro por los Derechos Humanos de los Militares en Corea ha calificado está legislación como una completa aberración, ya que el 'delito' por el que se está castigando a estas personas, cuenta con un 'culpable' pero ninguna víctima.

También se ha pronunciado sobre esto la Human Rights Campaign, que ha afirmado que el Gobierno Surcoreano es hipócrita porque "vota consistentemente en las Naciones unidas para tomar medidas que terminen con la discriminación de las persoans LGTBI en el mundo, pero no mueven un sólo dedo para aplicar esos principios en su propia casa".

El propio presidente del país, Moon Jae-in, ya ha declarado abiertamente que se posiciona en contra de la homosexualidad, por lo que parece que la situación en esta nación asiática tardará mucho tiempo en normalizarse.

Artículos recomendados

Comentarios