Buscar
Usuario

Política

Corea del Norte financia su programa nuclear con el trapicheo de heroína, cocaína y hachís

El régimen comunista ha creado varias cooperativas estatales para la producción de drogas de diseño.

El régimen de Kim Jong-Un mantiene en vilo a la comunidad internacional mientras amenaza con enviar una bomba termonuclear contra territorios de Estados Unidos y Europa capaz de alcanzar la temperatura del Sol.

Una de las preguntas recurrentes se basa en la forma en la que el Norte consigue financiar este tipo de armamentos teniendo en cuenta las sanciones internacionales que el régimen enfrenta por parte de distintos organismos internacionales.

Oficialmente, Corea del Norte solo puede comprar armas ligeras. Además, se prohíbe tajantemente la financiación del régimen en los mercados internacionales: no pueden comprar deuda ni emitir bonos del tesoro.

El único vínculo legal con el extranjero se materializa en el complejo industrial Kaesong, un polígono empresarial en el que ciudadanos del norte y del sur trabajan conjuntamente para varias empresas internacionales.

Uno de los cargueros norcoreanos interceptados en Panamá que se disponía a traficar con armas y drogas "Uno de los cargueros norcoreanos interceptados en Panamá que se disponía a traficar con armas y drogas"

Ante el bloqueo que enfrenta la única dinastía estalinista del mundo, la vía de financiación queda a expensas del mercado negro. Y del tráfico con productos ilícitos. En concreto, algunos de estos productos son cocaína, heroína, cristal, hachís y viagra.

El tráfico de drogas es una de las vías de financiación del régimen y las pruebas son evidentes: desde 1976, el régimen se ha visto involucrado en más de medio centenar de casos de tráfico de drogas a nivel internacional.

El régimen tampoco se oculta y no ha dudado en crear varias cooperaticas estatales en las que se componen diversas drogas de diseño como la metanfetamina, tal y como señalan desde ABC. Su producción reporta a las arcas del Estado un total de entre 70 y 200 millones de dólares al país asiático.

Además, el régimen participa en el contrabando de tabaco falsificado, con la marca estrella Marlboro como principal producto a imitar. Los beneficiosa de esta práctica se calculan entre 80 y 160 millones de dólares anuales.

Por último, el régimen también ha producido en sus fábricas estatales y distribuido a nivel internacional una copia más barata de las pastillas Viagra y Cialis, dos productos que prometen combatir la impotencia en varones. Sin embargo, en las fábricas norcoreanas no se cumplen los requisitos básicos que sí se le exigen a las farmacéuticas tradicionales.

Venta de armas a yihadistas y falsificación de dinero

Kim Jong-un, en una visita oficial a una fábrica estatal "Kim Jong-un, en una visita oficial a una fábrica estatal"

Junto con el trapicheo de drogas, el régimen también se nutre de los ingentes beneficios que reporta el tráfico ilegal de armamento. En concreto, el Gobierno norcoreano ha vendido armas a las guerrillas de los Tigres Tamiles de Sri Lanka entre 2006 y 2009 y a las milicias de Hizbolá en el Líbano, próximas al gobierno iraní.

El punto más polémico llega con la financiación de la denominada como Guerrilla del Frente Moro Islámico de Liberación en Filipinas, un grupúsculo yihadista plegado a la visión más rigorista del Islam y que no duda en emplear la violencia para imponer su visión de la religión islámica.

Además, el régimen emplea otros mercados como la fabricación de los 'superdólares', unos clones de los billetes de 100 que son prácticamente imposibles de identificar. Gracias a ellos, pueden llegar a amasar una cantidad de entre 15 y 100 millones de dólares.

Otros de los mercados ilícitos en los que el régimen se ha refugiado para lograr divisas son el de la falsificación de diamantes o de productos de marcas de lujos. Gracias a su buena movilidad en el mercado negro, el régimen de Pyongyang está amasando una fortuna con la que logra disponer de un armamento y un ejército que muchas potencias envidiarían. Todo, a pesar de las malas condiciones de vida que enfrenta la población en general.

Artículos recomendados

Comentarios