Buscar
Usuario

Noticias

Confiesa que violó a su hija de 9 años aprovechando que la madre estaba confinada por Covid

El padre, de 30 años, ha admitido en el juicio los hechos, que se repitieron durante ocho meses en Salt y Figueres.

Confiesa que violó a su hija de 9 años aprovechando que la madre estaba confinada por Covid

Aprovechando que la madre estaba confinada por Covid en otro cuarto el domicilio, el padre violó repetidamente a su hija de tan solo 9 años. Así lo ha confesado el mismo ante la Audiencia de Girona. Los hechos ocurrieron entre abril y diciembre de 2020 en Salt y Figueres.

El primer episodio tuvo lugar en abril de 2020 cuando la madre se tuvo que confinar en una habitación del piso en el que vivían los tres en Salt. El acusado abusó de la menor mientras estaban tumbados en el sofá viendo una película.

Al mes siguiente, debido a cuestiones laborales, el hombre e 30 años tuvo que trasladarse a un piso compartido en Figueres y con la excusa de pasar más tiempo con la niña, se la llevó con él. Durante dos señalas abusó de ella en, al menos, diez ocasiones.

Pasado este tempo, volvió al piso familiar en Salt donde, aprovechando que la madre trabajaba por las noches, se colaba en su dormitorio para seguir abusando de ella. Estos episodios se repitieron hasta el 8 de diciembre de 2020.

11 años de cárcel

Imagen del juicio en el que el padre confesó los hechos
Imagen del juicio en el que el padre confesó los hechos Telecinco

La Fiscalía pedía una pena de 12 años de cárcel por un delito de abusos continuados a una víctima menor de 16 años. Sin embargo, la confesión del acusado durante el juicio ha servido para rebajar a 11 años la petición final que formuló la acusación público y que su defensa aceptó.

De la misma manera, también se ha aceptado la retirada de la patria potestad de la víctima durante los seis años posteriores a la condena. Tampoco podrá ejercer ningún tipo de profesión que incluya contacto de cualquier tipo con menores de edad durante los cinco años posteriores a haber cumplido la pena.

Por último, también deberá indemnizar a la niña con 20.000 euros, según solicitó el Ministerio Público, por los daños morales sufridos. La menor ha necesitado atención psicológica y sufre un trastorno de estrés postraumático a consecuencia de los abusos a los que fue sometida por su padre.

Artículos recomendados

Artículos relacionados
Contenidos que te pueden interesar