Buscar
Usuario

Noticias

Condenada por la Justicia a no entrar en un centro de El Corte Inglés en seis meses por robar tres veces

La acusada fue grabada por las cámaras de seguridad, aunque realizó dos robos con total éxito... hasta que fue sorprendida en el tercero.

Condenada por la Justicia a no entrar en un centro de El Corte Inglés en seis meses por robar tres veces

El Juzgado de Instrucción número 1 de Santiago ha condenado a una mujer, a la que los vigilantes de seguridad sorprendieron cometiendo tres robos en solo nueve días, a vetarle el acceso al centro comercial El Corte Inglés de Santiago de Compostela durante seis meses, según publica La Voz de Galicia.

La condenada ha presentado un recurso en contra de la sentencia que impide su acceso al centro comercial, pero la decisión ha sido confirmada en todos sus términos por la sección de la Audiencia Provincial, que tiene su sede en la ciudad.

El primero de los robos se produjo el 23 de octubre de 2021, cuando la acusada sustrajo varios artículos por un valor de 93,99 euros. Los introdujo en una bolsa y abandonó el centro comercial, ubicado en la avenida del Restollal, sin pagar nada.

La segunda ocasión también tuvo éxito y abandonó el establecimiento sin pagar nada. Fue el día 30 del mismo mes, cuando el valor del botín que sustrajo del centro comercial ascendió hasta los 104,23 euros. Nuevamente, no fue interceptada.

Al comprobar que había abandonado el centro en dos ocasiones sin ser sorprendida, volvió al día siguiente al mismo centro. En esta ocasión, sin embargo, no tuvo suerte, ya que los vigilantes de seguridad le dieron el alto y, en esta ocasión, fue sorprendida.

Grabaciones y sentencia

Además de los seis meses en los que no podrá volver a entrar en el centro comercial de El Corte Inglés, la condenada por un delito continuado de hurto, ratificada por la Audiencia, también incluye el pago de una multa de 300 euros e indemnizar al establecimiento comercial pagándole 198,22 euros, el valor total de la mercancía que se llevó en los dos primeros robos y que nunca fue recuperada.

La acusada negó todos los hechos en su recurso de apelación. Sin embargo, su versión fue insostenible, ya que las grabaciones captadas por las cámaras de seguridad eran bastante claras, en las que se podía comprobar cómo la mujer cometía los hurtos denunciados.

En dichas imágenes, se percibe cómo la mujer accede a los probadores con dos pantalones que previamente había cogido y solo sale con uno, una secuencia similar a la que quedó registrada el día en que finalmente fue descubierta por el servicio de seguridad del establecimiento.

Además de las grabaciones, tras entrar la mujer en los probadores, se encontraron las alarmas, embalajes y etiquetas de los productos que se llevó sin abonar su precio. "En consecuencia, atendida la prueba practicada en el acto de juicio oral, ha de confirmarse la decisión adoptada por la magistrada de instancia, motivada, clara y congruente con la prueba practicada, sin que concurra el motivo de infracción denunciado", señala en su sentencia la Audiencia Provincial. Contra el fallo ya no cabe recurso ordinario alguno.

Artículos recomendados

Contenidos que te pueden interesar