Buscar
Usuario

Vida

Todos los mensajes que intenta transmitirte tu perro, según cómo te está dando con su pata

Los perros suelen interacciones con nosotros a través de sus patas: así puedes interpretar los mensajes que intenta enviarte.

Todos los mensajes que intenta transmitirte tu perro, según cómo te está dando con su pata

Cada vez que nuestro perro nos da con la pata, intenta ponerse en contacto con nosotros. Este gesto tan habitual en las mascotas, que muchas veces ignoramos, sin embargo está cargado de sentido: es una forma con la que nuestro perro intenta interaccionar con nosotros.

La educadora canina Rebecca Forrest explica en un artículo publicado en The Dog Clinic las interpretaciones que debemos proporcionar a los gestos que realiza nuestro perro hacia nosotros.

En base a ello, hay varias frases que se podrían relacionar con los gestos que realiza el animal a la hora de acercarse a nosotros. Por ello, la experta ha expuesto varias frases y la manera de interpretarlas.

1 "¡Me siento inseguro!"

Una pata levantada puede ser señal de que el perro sufre estrés. Para ello, hay que fijarse en el tipo de gestos que acompañan a este movimiento: "¿Muestra otros signos de ansiedad como relamerse los labios, bostezar o aplana las orejas? Si es así, puede sentirse inseguro", señala la experta.

Este comportamiento puede suceder tras una discusión en casa o la pérdida de paciencia por parte del dueño: "Lo mejor que puede hacer si está preocupado es mantener una actitud positiva y tratar de distraerlo de lo que está pensando. Una excelente manera de hacer esto es jugar con un juguete o cambiar el entorno", señala.

2 "¡Quiero atención!"

Nuestro perro interacciona con nosotros a través de sus patas "Nuestro perro interacciona con nosotros a través de sus patas"

Los perros, cuando ponen la pata sobre sus dueños, muchas veces simplemente están reclamando nuesta atención: "Los hemos criado para que dependan de nosotros para todo, incluida la diversión y la interacción social, por lo que no se avergüenzan al hacernos saber que se sienten abandonado".

Rebecca Forrest destaca que este tipo de casos se suelen dar cuando los dueños están todo el día fuera u ocupados. "Me está pidiendo que juegue y me recuerda amablemente '¡hey, estoy aquí y también tengo necesidades!", escribe la autora.

3 "¡Quiero comida!"

Los perros suelen ser conscientes de que tienen unas rutinas alimentarias y no se olvidan de avisar a sus dueños cuando tienen la necesidad: "Siempre sorprende a los dueños de perros cómo parecen saber que ha llegado la hora de la comida".

En este caso, si vemos que nuestro perro se acerca a nosotros, es importante mirar la hora: quizás nos avisa de la cena o la comida. Sin embargo, hay que frenarlo cuando el perro está constantemente reclamando la comida: en este caso, cabe ignorarlo hasta que el perro olvide esta conducta.

4 "Te quiero"

Saber interpretar los gestos de nuestro perro es fundamental para conocer también cómo se siente "Saber interpretar los gestos de nuestro perro es fundamental para conocer también cómo se siente"

Los perros también dicen te quiero y, además, liberan oxitocina, llamada hormona de la felicidad, con el contacto físico. Precisamente, la misma reacción que experimentan los seres humanos.

"Si tu perro te pone la pata, puede ser su forma de decir te amo. Acariciamos a nuestros perros para mostrar nuestro amor y afecto. Resulta que ellos hacen lo mismo", señala. "Al ponerte la pata mientras lo acaricias, está expandiendo el contacto y el afecto recíproco hacia ti".

5 "Sigue"

Es habitual y fácil de interpretar. Cuando se deja de acariciar al perro, suele responder colocando la pata encima. "Ponerte la pata sobre ti es una señal de afecto, cercanía y confianza. Esta es su forma de crear un vínculo especial contigo. También puede indicar que me gusta eso, no te detengas, especialmente si lo has estado acariciando durante varios minutos, y te paras. ¡Te está diciendo más, por favor!", señala.

6 No busca ser "tu jefe"

La experta también aprovecha para desmontar la idea de que los perros, descendientes de los lobos y animales que habitan en manadas, intentan imponer autoridad sobre nosotros cuando colocan la pata sobre nuestro cuerpo.

En este caso, destaca, los perros son animales criados en cautiverio y, además, hay muchas lagunas a la hora de conocer el comportamiento exacto de los lobos. Por ello, desmiente esta teoría de que intenta ser nuestro jefe y lo achaca a la forma particular de estos animales de interaccionar con los seres humanos.

Artículos recomendados

Comentarios