Cómo descubrir el punto A femenino, el encargado de los orgasmos múltiples

Cómo descubrir el punto A femenino, el encargado de los orgasmos múltiples

Se trata de un punto erógeno que se encuentra entre la vagina y el útero, a unos 7,5 centímetros de los labios vaginales.

Vida 25 Septiembre 2018 18:51

Muchos dicen que saben dónde se encuentra el punto G y, sea mentira o no, son menos los que saben dónde está el punto A. Incluso puede ser que nunca hayan escuchado hablar de este último. Se trata del causante de los orgasmos femeninos múltiples y es el punto de excitación más importante que tenemos las mujeres en nuestro cuerpo. 

Sólo el 11% de las mujeres saben donde se encuentra el punto A, así que pensar que lo conocen los hombres es algo casi inimaginable. Por eso os animamos a autoexploraros y que llegéis a saber donde se encuentra este punto erógeno causante de tanto placer y luego enseñéis a vuestra pareja donde está situado. El sexo merecerá más todavía la pena. 

Autoexplorarse es el primer paso para saber donde está el punto A "Autoexplorarse es el primer paso para saber donde está el punto A"

Pues bien, el punto A está en el interior de la vagina, a unos 7,5 centímetros de los labios vaginales, justo en el fórnix anterior, es decir, entre la vagina y el útero. Dicen que el que lo encontró fue un médico malayo en los años 90, vamos que tardaron en encontrarlo, y para lograrlo observó que la estimulación de este punto provocaba contracciones orgásmicas que nunca antes había visto. 

Beneficios de estimular el punto A

Además de tener mejor sexo, ya sea sola o acompañada, existen varios beneficios de estimulación del punto A: menor sequedad vaginal y mayor lubricación, eyaculación garantizada (la eyaculación femenina no es un mito) y por supuesto orgamos múltiples, que también existen. Si nunca has tenido uno de este tipo, sentirás unas intensas contracciones que te provocarán tal placer que querrás que la estimulación del punto A sea primordial en tus relaciones sexuales. 

Para estimularlo puedes empezar en solitario e intentando llegar a él con los dedos o con un dildo. Por supuesto, tus manos han de estar limpias y a ser posible las uñas cortas, para evitar heridas, y si es necesario puedes utilizar algún lubricante. Y si mantienes relaciones sexuales con hombres no te preocupes, que ellos también pueden llegar hasta este punto A. 

Comentarios