Buscar
Usuario

Noticias

Mordió un huevo cocido en un microondas y terminó sin oído

Las reacciones que provoca un huevo recalentado en un microondas pueden ser fatales para nuestra salud.

El microondas es una de las herramientas más socorridas en la actualidad. La posibilidad de pulsar un simple botón y cocinar ciertos platos en cuestión de segundos es el mayor paradigma de una sociedad que cada vez dedica menos espacios para la relajación y el esparcimiento.

Sin embargo, nuestro querido microondas también entraña ciertos riesgos que habría que tener en cuenta. Sobre todo, para evitar algunos problemas que, quizás no tengan solución.

Eso es lo que le sucedió a un ciudadano estadounidense que demandó a un restaurante por ofrecerle un huevo calentado en el microondas que explotó cuando estaba comiendo. El accidente le dejó varias quemaduras y problemas auditivos con los que tendrá que lidiar durante el resto de su vida.

Nunca debemos meter un huevo cocido en un microondas "Nunca debemos meter un huevo cocido en un microondas"

Para corroborar su testimonio, fue imprescindible la colaboración de una empresa de acústica. para ello, colocaron 100 huevos duros en un recipiente con agua y posteriormente los calentaron en el microondas para comprobar su reacción.

Una vez los calentaron, los sacaron y colocaron en el suelo. Allí los pincharon a unos 30 centímetros de distancia de un micrófono encargado de cuantificar la intensidad del sonido de la explosión. Se alcanzaron entre 86 y 133 decibelios, equivalente a un avión a reacción a 30 metros. Imaginen la reacción dentro de la cabeza. Sin embargo, hubo otros desencandenantes que influyeron y que les contaremos posteriormente.

Calentar un huevo cocido en un microondas, como han podido comprobar, no es una buena idea. En Youtube ya han experimentado con este tipo de casos y se ha demostrado que debemos de imitar este tipo de experimentos en casa. Aquí pueden ver un ejemplo:

Sin embargo, lo que causó los problemas de audición de nuestro protagonista fue, precisamente, la temperatura de la yema. Al encontrarse a una temperatura muy superior al líquido circundante, poco a poco fue aumentando la presión hasta que finalmente explotó. Todo, porque un simple mordisco en mitad de esa situación provocó varias reacciones en cadena.

Por ello, conviene tener en cuenta los peligros que rodean al uso de microondas, ya que nos encontramos ante un aparato que genera radiaciones que pueden ser peligrosas en algunas ocasiones como la que le acabamos de contar.

Artículos recomendados

Comentarios