Buscar
Usuario

Vida

Estas son las ciudades del mundo con la Navidad más espectacular

Los impresionantes decorados instalados en los centros de las principales ciudades del mundo toman protagonismo durante estas señaladas fechas.

Estas son las ciudades del mundo con la Navidad más espectacular

La Navidad es una época especial. A pesar de que en los últimos tiempos la sociedad se ha acostumbrado a que las marcas y las compañías intenten sacar el máximo rédito a estas celebraciones. A pesar de ello, el despliegue lumínico que se realiza en muchas ciudades del mundo es digno de contemplar. A veces, forma parte de su estrategia de marketing, pero cuando se trata de este tipo de construcciones tan elaboradas, lo demás no importa, porque uno se queda con la magnífica impresión que nos dejan.

Ni Santa Claus, ni los Reyes Magos, ni ninguno de sus ayudantes. Uno de los grandes secretos de la Navidad son las luces y es que hay lugares repartidos por todo el mundo que crean verdaderas obras arquitectónicas, e incluso digitales, debido a la tecnología que hoy en día manejamos. Hasta aquellos que menos disfrutan del sentimiento de estas fiestas deben dar un paseo por las zonas más transitadas de su ciudad porque, seguramente, también acaben contagiándose del sentimiento. 

Se acerca la Nochebuena y algunas ciudades del mundo hacen un verdadero esfuerzo por hacer gala de sus dotes al frente de este arte y quieren trasladar, en mayor o menor medida, los bonitos, entrañables y tradicionales valores de la Navidad. Árboles, colgados, renos, bolas, paneles... toda una serie de elementos decorados de todas las formas y colores posibles que aportan ese toque mágico a las fiestas, y si ya tenemos una pista de hielo, aún mejor.

Desde un árbol de 85 metros recubierto con todo tipo de luces, hasta ciudades que han tirado la casa por la ventana y se han transformado en verdaderos cuentos e incluso viven la Navidad en manga corta, como ocurre en el hemisferio sur. Cada país tiene su propia manera de vivir la llegada de estas fiestas, sus propias costumbres a la hora de recibir estas fechas y juntarse con los allegados, pero hay que tener en cuenta que no todo es comer y beber como si no hubiera un mañana.

¡Deja la chimenea, coge tu abrigo, tus guantes, tu bufanda, el transporte público -o un reno- y date un paseo por cada uno de estos rincones del planeta con una bolsa de castañas!

1 Rovaniemi (Finlandia)

Laponia es uno de los destinos favoritos de los turistas para vivir la Navidad, en la foto, el Santa Claus Village (izquierda) y Rovaniemi (derecha) "Laponia es uno de los destinos favoritos de los turistas para vivir la Navidad, en la foto, el Santa Claus Village (izquierda) y Rovaniemi (derecha)"

El Viejo Continente es, sin duda, una de las áreas geográficas del planeta donde más se celebra la Navidad, especialmente en Centroeuropa. Sin embargo, la tradición dice que Santa Claus tiene su hogar en el Polo Norte, es decir, en la Laponia finlandesa. Rovaniemi es el pueblo turístico por excelencia para visitar tanto en estas fechas como a lo largo del año. Un verdadero parque de atracciones que no te puedes perder si lo que deseas es acudir al epicentro de la cuestión. Allí también es donde Santa Claus recibe sus cartas y fabrica sus regalos, pero lo mejor es que podrás verlo si acudes al Santa Claus Village. Además, si tienes suerte, podrás contemplar uno de los mayores fenómenos del cielo nocturno finlandés, las auroras boreales.

Las luces y elementos exteriores que conforman el ambiente navideño, que por cierto dura todo el año, acompañan tanto como los decorados interiores de todas las estancias que forman parte de este recinto. Tanto este pueblo de Finlandia, como el resto del país, respiran Navidad por todas sus calles durante los meses de noviembre y diciembre, y es que sus habitantes están muy orgullosos de que este dato se conozca en todo el mundo, pues es una de las mayores fuentes de ingresos del turismo que el país recibe cada año. No podrás dejar de probar las famosas estrellas de navidad (Julstjärnor o Joulutorttu), el famoso vino caliente conocido como Glögi, o las galletas con sabor a jengibre (Pepparkakor). 

2 Berlín (Alemania)

Bien es sabido que muchos pequeños pueblos de la Alemania profunda son dignos de haber sido sacados de un cuento de hadas, sin embargo, el espíritu de la Navidad intensifica aún más esta sensación. Lo mismo ocurre con su capital, ya que Berlín llena sus calles de árboles, estrellas y otras impresionantes luces, que incluso adornan las fachadas de sus edificios, como ocurre en la avenida de Kurfürstendamm.

Luces de Navidad instaladas en Kurfürstendamm | Fuente: Flickr Berlín-Magazin.de "Luces de Navidad instaladas en Kurfürstendamm | Fuente: Flickr Berlín-Magazin.de"

Por otro lado, son muy típicos los mercados navideños en los que los locales venden productos artesanales, regalos o alimentos tradicionales navideños de la gastronomía germana, aunque de alguna manera también se han adaptado y abierto a las costumbres que todos compartimos, por lo que las almendras tostadas no pueden faltar. Alemania es, sin duda, uno de los destinos a tener en mente en fechas navideñas si queremos disfrutar de un entorno realmente acogedor, con un toque de estilo, glamour y tradición.

Otras localidades alemanas como Colonia o Nuremberg, que fue tendencia en 2018, también se convierten en verdaderos paraísos para los amantes de la Navidad. En su casco antiguo instalan un mercado que con 390 años sigue funcionando como el primer día con un sinfín de puestos, para que además de poder degustar las famosas almendras tostadas, también puedas comer las tradicionales salchichas alemanas u otras artesanías. 

3 Nueva York (Estados Unidos)

Uno de aquellos enclaves mundiales donde la Navidad se vive a lo grande. El capitalismo, en su mejor forma, aparece una vez más para deleitar tanto a los neoyorquinos como a los turistas con una gran cantidad de emplazamientos llenos de sorprendentes y brillantes luces, eso sin dejar de lado el impresionante y gigante árbol en Rockefeller Plaza, que a sus pies alberga la tradicional pista de hielo que cada año aparece en tantas y tantas películas. Seguro que no podrás dejar de patinar al ritmo de 'All I Want For Christmas Is You', y quién sabe, pues incluso podrías encontrarte con la mismísima Mariah Carey.

Los centros comerciales y la Quinta Avenida también son otros de los lugares de la ciudad donde se puede observar el poderío navideño estadounidense, aunque no podemos quitar protagonismo a los escaparates de las tiendas, que verás mientras escuchas una placentera música callejera.

Destacan también otras ciudades del país como Austin (Texas), con su Zilker Park Trail of Lights, que cuenta con 65 pantallas y 2 millones de luces, también son sinónimo de diversión para toda la familia; Chicago (Illinois), desde hace 25 años instala una exhibición de 2,5 millones de luces en el Lincoln Park, y San Agustín, en el estado de Florida, también ilumina su ayuntamiento con la exhibición anual de Noches de Luces, aunque también sus negocios y sus restaurantes hasta altas horas de la madrugada.

4 Tokio (Japón)

Japón, al igual que Estados Unidos, también es conocido en todo el mundo por ser una de las culturas más fastuosas del mundo. Les encanta la tecnología y es por ello que las luces de su capital tenían que estar entre las más conocidas del mundo, pues atraen a más de 7 millones de personas cada año. Muchos de los barrios de la ciudad, como Roppongi, muestran estructuras formadas por más de 190.000 bombillas led.

Por otro lado, Kobe y su festival de luces; así como Yokohama con las luces del centro comercial Isezaki Mall, son también dos de las ciudades más importantes del país nipón y gozan de muy buena reputación en lo que se refiere a la Navidad. 

5 Madrid (España)

La capital de España es una de esas ciudades que merecen peregrinaje navideño al menos una vez en la vida. Madrid destacada cada año por sus cuatro mercados navideños: el de Diseño; la Feria de Dulces de Navidad; el Mercadillo del Gato; y el  más popular, el Mercadillo de Navidad de la Plaza Mayor. Además, no puedes dejar de ver los alumbrados instalados por la Gran Vía y la calle Alcalá, el árbol de la Puerta del Sol o la Plaza de Chueca

El resto del país también vive con gran fervor la Navidad y prueba de ello, además de las casas llenas de adornos, son las calles decoradas con todo tipo de luces y estructuras que tanto sorprenden a aquellos que deciden dar un paseo por calles de ciudades como Málaga (Andalucía), cuyos mantos de luz te dejarán anonadado. La ciudad es uno de los centros más importantes de la Navidad en Europa por los adornos y luces que se instalan en la calle Larios. Por otro lado, Vigo (Galicia) ha ganado especial reconocimiento este año por su alumbrado, aunque también por su gastronomía. "Imagínatelo y vívelo", nos dicen desde su oficina de turismo. 

6 Bruselas (Bélgica)

En la capital belga se siente la esencia de la Navidad, especialmente después de pasear por su centro y dar cuenta de sus pistas de hielo y mercadillos alumbrados, además de sus tradicionales gofres calientes y, si tienes suerte, también un poquito de nieve que de más ambientación. Cada año tiene lugar el Festival de Navidad de Bruselas, por lo que no te lo pienses dos veces, porque merece realmente la pena visitar esta ciudad durante la temporada navideña. 

En otros rincones del país también se vive la navidad de forma similar, una de esas otras entrañables ciudades es Brujas, cuyo centro histórico alberga uno de los alumbrados más elegantes de toda Europa, que se complementa muy bien con su acogedor y bonito mercado navideño, lleno de puestos y actividades. 

7 Edimburgo (Escocia)

Esta ciudad ubicada al norte de Europa también es uno de los destinos turísticos por excelencia. El ayuntamiento de la ciudad no duda es sacar toda su artillera para no quedarse atrás en ningún ranking. Todas las noches de diciembre, y hasta el 5 de enero, cientos de pequeñas luces son iluminadas al compás de una música ambiental que te transportará a los escenarios de todas aquellas películas navideñas que todos vemos en estas fechas.

No olvides dar un paseo por el Mercado Navideño de Escocia, donde podrás comprar todo tipo de productos artesanos en sus puestos, además de subirte en su noria. Por otro lado, si tienes la suerte de estar en la ciudad para fin de año, el festival Hogmanay es de asistencia obligada el 31 de diciembre. 

8 Chiang Mai (Tailandia)

La ciudad de Chiang Mai es una de las grandes desconocidas en lo que a las celebraciones madrileñas se refiere. Esta región del mundo, conocida como Sudeste Asiático, no tiene mucha tradición navideña, sin embargo, durante estas fechas tiene lugar el Festival Yee Peng, que se celebra durante la luna llena del duodécimo mes lunar, que suele caer en noviembre. Se trata de una congregación de personas, mayoritariamente budistas, que piden un deseo antes de lanzar una linterna al cielo

9  Moscú (Rusia)

La Plaza Roja de Moscú acoge cada año una feria navideña que se llena de pintorescos puestos, además de numerosas atracciones para los más pequeños | Fuente: Radisson Blu "La Plaza Roja de Moscú acoge cada año una feria navideña que se llena de pintorescos puestos, además de numerosas atracciones para los más pequeños | Fuente: Radisson Blu"

Todo en Rusia es grande y ostentoso, por lo que los adornos navideños tampoco se podían quedar atrás. Los rusos también viven intensamente la llegada de la Navidad y es que uno de los mercados tradicionales más populares del mundo es precisamente el que se instala cada año en la Plaza Roja, justo en frente de los grandes almacenes GUM. Similar al de la Plaza Mayor de Madrid, sus puestos están repletos de artículos decorativos navideños, golosinas, dulces, comida tradicionales y souvernirs que a cualquier turista le gustaría llevar de vuelta a casa. Sin embargo, si esta es tu elección, no dudes en sacarte una entrada, hacerte con unos patines de hielo y usar la pista que instalan bajo las luces de la feria anual en la que viene enmarcada este mercado.

10 París (Francia)

La capital de Francia, que se encuentra en la región de Île-de-France, viste de dorado sus Campos Elíseos. Si ya de por sí es una de las ciudades más bonitas del mundo, no hace falta decir cómo luce durante estas fechas. Decenas de mercados navideños en sus calles y típicos carruseles para los más pequeños invaden cada uno de los rincones de la ciudad del amor y la Torre Eiffel, eso por no hablar de todos los encantos que guarda el parque de Disneyland París, donde todo está cuidado al más mínimo detalle. 

Además en la Francia interior, como país centroeuropeo, la Navidad se vive en estado puro, casi como si estuvieras en Laponia. Las casitas de estilo medieval que plagan las calles del pequeño pueblo de Colmar parecen sacadas de un cuento navideño. Los balcones y las puertas de las casas son decoradas meticulosamente con cientos de luces, estrellas y todo tipo de adornos navideños. 

11 Roma (Italia)

Italia ofrece multitud de posibilidades en estas fechas, aunque la capital guardaba un encanto especial, del que te percatas cuando te acercas a la Plaza de San Pedro en el Vaticano y contemplas el árbol de navidad y el pesebre que han instalado allí. Por otro lado, se le suman las luces distribuidas por toda la ciudad y los mercadillos navideños que invanden sus calles. Al igual que con Francia, pequeñas localidades como Salerno o Como también juegan un papel importante en cómo viven los italianos la Navidad. 

Fuera de la capital, la citada Como es otra de las ciudades principales por su festival Città del Balocchi, que ya ha cumplido 25 años, en el que las fachadas de sus edificios y construcciones se llenan de todo tipo de proyecciones navideñas. 

12 Viena (Austria)

La imperial capital de Austria nunca pierde su carácter, incluso se intensifica en Navidad. Su encanto aumenta con los colores de las luces que instalan y el centro de la ciudad se contagia del espíritu, especialmente enclaves como Michaelerplatz, Kolhmarkt, Graben, Stephansplatz, o Kärtner Strasse. Si hay algo que no puedes dejar de ver en caso de visitar Viena en el mes de diciembre es el mercado navideño de Stephansplatz

13 Londres (Reino Unido)

Sin duda el árbol de Navidad ubicado en Trafalgar Square te dejará perplejo, aunque la ciudad en sí es digna de ser contemplada en todo su explendor debido a la grandeza navideña de la que cada año los ingleses deciden hacer gala. Picadilly Circus u Oxford Street también son dos de los focos más importantes en estas fechas, aunque tendrás que tener cuidado por la gran afluencia de gente que allí suele darse cita durante las frías tardes londinenses de diciembre. Visitar Londres en Navidad es sin duda algo que no deberías dejar escapar, pues te sumergirá profundamente en un espíritu navideño como nunca antes lo habías vivido. 

14 Budapest (Hungría)

Una de las ciudades que tampoco os podéis perder es Budapest (Hungría), pues hasta sus tranvías se decoran de ostentosas y barrocas luces, además de instalar en el centro de la ciudad uno de los árboles más bonitos de Europa y dar rienda suelta a los puestos del mercado de Vörösmarty, así como las pistas de hielo, o las famosas termas de Széchenyi.

15 Praga (República Checa)

A unos cuantos kilómetros de la capital húngara, encontramos la de la República Checa, que a pesar del frío presente en las oscuras jornadas del mes de diciembre, también se viste de Navidad. Praga es sin duda una ciudad en la que los castillos te harán sentir como en un cuento de hadas, además su mercado en la plaza principal de su casco antiguo es el lugar ideal para hacerse con un vasito de vino caliente y recorrer cada uno de sus puestos. ¡No te olvides de fotografiar su reloj astronómico!

Artículos recomendados

Comentarios