El Gobierno de Castilla y León desampara la ley LGTBI y propone una nueva versión

El Gobierno de Castilla y León desampara la ley LGTBI y propone una nueva versión

La formación naranja se desmarca de la proposición a la que anteriormente prestó su apoyo y se alía con el PP para diezmar su contenido.

Ciudadanos ya no respaldará a los colectivos LGTBI en Castilla y León. Al menos no como a ellos les gustaría. El partido dirigido por Albert Rivera no está de acuerdo con el texto actual que proponen los colectivos castellanoleoneses y de esta manera han decidido eliminar todo apoyo hacia él. Los naranjas pretenden darle una vuelta y realizar modificaciones en sus líneas, para que de esta manera también pueda ser respaldado por el Partido Popular, que gracias al mandato de Alfonso Fernández Mañueco, ostenta el Ejecutivo de la región desde el 12 de julio de 2019. 

El giro dado por Ciudadanos con motivo de esta cuestión preocupa a la comunidad LGTBI de la región, pues temen que su nueva propuesta pueda diezmar el código actual de la ley que ellos mismos redactaron y propusieron ante las Cortes regionales, a finales del año 2016. 

Su primera propuesta de ley de igualdad LGTBI se basó en algo que el Partido Popular ya conocía, tras aprobar anteriormente por unanimidad un proyecto muy parecido en Extremadura, en marzo de 2015. Por aquel entonces, los de Casado gobernaban en la región. Con el objetivo de que el Colegio de la Asunción hiciera lo mismo, los colectivos trabajaron en un borrador que facilitara abrir el debate, aunque a pesar de las ligeras y permisivas propuestas de los mismos para ganarse el apoyo el PP, el asunto salió mal y desestimaron el proyecto. La ley nunca salió adelante. Aunque algo consiguieron y es que el resto de formaciones políticas si consideraron oportuno su respaldo, entre ellas, la de Rivera. 

Estaban a un paso de conseguirlo, ya que tanto el PSOE, como Podemos, Ciudadano, Izquierda Unida-Equo y Unión del Pueblo Leonés, pusieron en marcha la tramitación del texto en forma de proposición de ley. Lo siguiente fue aún mejor, ya que la Mesa de las Cortes de Castilla y León se puso de acuerdo para llevarla a trámite y que finalmente todo llegara a buen puerto. 

Todo relucía como si de oro mismo se tratara, hasta que la presidenta de las Cortes por aquel entonces, Silvia Clemente, decidió abandonar la política de su propio partido y pasó a apoyar a la oposición en esta cuestión. Su voto fue sorprendente, a la par que decisivo, ya que sin él, la proposición de ley no habría salido adelante. Ni aún así fue suficiente, ya que el Gobierno de Juan Vicente Herrera finalizó sin que la ley fuera aprobada. 

De cara a las nuevas elecciones, Clemente abandonó a los populares y fichó por Ciudadanos para postularse como posible presidenta de la Junta. Tras ciertas irregularidades que oscurecieron el proceso en las primarias, finalmente fue Francisco Igea quien optó a liderar el Ejecutivo autonómico. 

Los colectivos durante la sesión en la que presentaron la propuesta de ley inicial el 2 de diciembre de 2016 "Los colectivos durante la sesión en la que presentaron la propuesta de ley inicial el 2 de diciembre de 2016"

"Tras escuchar a Educación y Sanidad"

Una vez se celebraron las elecciones, el Partido Popular volvió a ocupar La Asunción tras la investidura de Fernández Mañueco. Lo hicieron gracias al apoyo de Ciudadanos, ya que el PSOE les superó en las eleccionares de mayo. Solo pudieron recuperarse de la debacle electoral tras realizar un pacto con los naranjas, con los que acordaron un Gobierno en coalición y por lo tanto repartirse consejerías, e incluso las cortes, siendo Luis Fuentes su presidente. Todo volvía a su cauce, Ciudadanos había ayudado al PP a alcanzar el poder regional y apoyaba la cuestión, parecía que hasta también podrían convencerlos. Finalmente, cambiaron de rumbo y quisieron que el PP también la respaldara, pero a su manera. Por tanto, tuvieron que ceder ante sus deseos y prefieren hacer recortes en lo que a su contenido respecta. 

La Federación Castellana y Leonea de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FECyLGTBI+) asegura que les pilló por sorpresa: "No supimos que daban marcha atrás ante el texto acordado en la anterior legislatura hasta la misma mañana del registro de la ley, cuando no aparecieron". Ocurría el día 11 de septiembre. Aquella mañana, a diferencia del resto de partidos que apoyaron su puesta en vigor durante la anterior legislatura, el partido de Rivera no se presentó.

Lo han pensado mejor, al menos según las declaraciones de Fuentes e Igea que señalan la iniciativa del Gobierno regional de enviar a las Cortes su propio proyecto, que incluirá el 70% de lo que anteriormente recogían los colectivos en su proposición. Lo harán tras reconsiderar el discurso promulgado recientemente por los consejeros de Educación y Sanidad.

"Si la ley que quiere promover la Junta recoge, como ya han dicho, el 70% de nuestro texto, ¿cuál es el 30% de nuestros derechos que no se van a recoger? ¿Qué colectivo o derechos se van a quedar fuera?", replica FECyLGTBI+ a la formación, mostrando preocupación por el riesgo que correrían de esta manera las personas transexuales y los menores.

"Vamos adelante con la proposición de ley presentada con el texto acordado con Ciudadanos, PSOE, Podemos y UPL en la anterior legislatura. [...] Esperamos que se discuta hasta su aprobación final en las Cortes, que se esté a la altura y se deje de una vez aun lado protagonismos, trabas, bloqueos, el interés electoral y la búsqueda de medallas y, simplemente, se apoyen nuestros derechos e igualdad tras el debate democrático", quiso añadir su presidente Ignacio Paredero. Otra hazaña más que sumar a la lista de hitos de los que Ciudadanos ha tenido el placer y el honor de formar parte. Nótese la ironía. 

Comentarios