Los cinéfilos se preparan para decir adiós al único Blockbuster que queda en el mundo

Los cinéfilos se preparan para decir adiós al único Blockbuster que queda en el mundo

El único Blockbuster de Australia va a cerrar sus puertas y ahora los cinéfilos piden que no se cierre el último videoclub existente en el mundo.

El suburbio de Morley en Perth, Australia, podía presumir de tener entre sus tiendas el que era el único Blockbuster en Australia y de los únicos en el mundo. Sin embargo, el local ha cerrado sus puertas tras intentar hacer frente, sin suerte, a los gigantes del streaming.

La propietaria del que es ya el ultimo Blockbuster, Lyn Borszeky, explica que esperaban tener que cerrar tarde o temprano: "Nos esforzamos bastante para ser el ultimo en Australia, supongo, pero iba a suceder con el tiempo y ahora es el momento", lamenta. Porque, al parecer, el cierre de este establecimiento se preveía desde hacía tiempo: "Sabíamos que se avecinaba un cambio, pero nos sorprendió un poco la rapidez con la que afectó a nuestra base de clientes la llegada de Netflix al mercado australiano".

Ante el triste final del local, Borszeky afirma que "recibimos clientes todo el tiempo suplicándonos que no cerremos que disfrutan de la experiencia y el servicio que brindamos" y destaca además que "era realmente gratificante ver la emoción de los niños cuando miran y ven a su personaje favorito en las tapas de los VHS". Ahora, decenas de cinéfilos pregrinan al Blockbuster para despedirse del videoclub y piden que se mantenga con vida la tradición de los videoclubs.

Sin embargo, pese al afán de los más nostálgicos, este Blockbuster se vio abocado a un trágico final y tuvo que cerrar sus puertas. "Es triste ver a dónde se ha ido nuestra industria por varias razones. Primero, la cantidad de clientes que se decepcionaron cuando las tiendas cerraron y, en segundo lugar, nuestra industria fue un gran empleador de estudiantes universitarios, que amaban sus películas y mostraban su pasión al hablar con los clientes. Las horas que estuvimos abiertos les convenían, ya que les permitió trabajar en torno a sus horarios universitarios" analizó Borszeky.

Únicamente queda un Blockbuster en el mundo "Únicamente queda un Blockbuster en el mundo"

El único Blockbuster del mundo

El último Blockbuster abierto se encuentra ahora en la localidad de Bend, en Oregón. El local se mantiene gracias a su naturaleza de destino turístico para los amantes del cine y de los VHS que acuden al lugar para hacer fotos con la intención de mantener una tradición que vivieron desde pequeños y que no querrían ver acabar nunca.

Sin embargo, la  última oportunidad para los videoclubs también ha debido enfrentarse a las nuevas plataformas y ha desarrollado varias estrategias para lograr resistir ante el poder de Netflix. Por ejemplo, ahora entre películas y series, el local ofrece cerveza como parte de su oferta. Y no cualquier cerveza, sino que elaboran su propia cerveza artesanal para atraer el máximo número de clientes posibles y mantener vivo este tesoro cinéfilo.

Comentarios