5 trucos para empezar a ahorrar ahora mismo y comenzar a amasar una pequeña fortuna

5 trucos para empezar a ahorrar ahora mismo y comenzar a amasar una pequeña fortuna

No importa la cantidad que se ahorre, lo importante es empezar una rutina de ahorro y adquirir buenos hábitos.

Ahorrar dinero no es una tarea fácil y muchas personas no son conscientes de la cantidad de apuros que se pueden solventar con un colchón para imprevistos. Aunque teniendo en cuenta los salarios con los que nos encontramos hoy en día, también entendemos que es un poco difícil. El diario The Guardian publicó un artículo donde repasa cinco trucos para empezar a ahorrar desde cero... y hacer una pequeña fortuna en unos años.

1 Págate un sueldo a ti mismo

En lugar de tratar de ahorrar lo que te sobre a final de mes, establece un fijo que debes ahorrar cada mes (a ser posible, en una cuenta separada) tan pronto como recibas tu salario, tal y como explica Anna Bowes, cofundadora de Savings Champion. "De esa manera, aunque ese dinero ahorrado puede convertirse en otra factura más, será del que te beneficiarás en el futuro". No importa cuánto sea esa cantidad, pues hay cuentas de ahorro que aceptan pagos mínimos, lo importante es empezar a hacerlo.

2 Fíjate metas

Si bien la mayoría de los expertos en finanzas recomiendan ahorrar teniendo un plan de pensiones, la jubilación no debería ser la única meta, ya que los objetivos a corto plazo pueden ser más motivadores. Con la mayoría de las aplicaciones actuales de los bancos es posible establecer metas específicas para ir viendo el progreso hacia ese objetivo. La idea es simple: una vez alcanzado el objetivo marcado, comienza a ahorrar para el siguiente.

Una pequeña rutina nos ayudará a coger el hábito para ahorrar dinero "Una pequeña rutina nos ayudará a coger el hábito para ahorrar dinero"

3 Utiliza la tecnología

En esta línea, las 'fintech' suelen ser una herramienta muy útil. Por eso, es buena idea utilizarlas para establecer ahorros independientes en una misma cuenta corriente, pero permitiéndote mover ese dinero en caso de necesidad. Además, muchos de los bancos que disponen de ellas, permiten establecer límite de gastos, lo que ayuda aún más.

También hay aplicaciones que pueden ayudar a iniciar un hábito de ahorro. Las hay, por ejemplo, que realizan 'microahorros' automáticos en función de cuánto se está gastando.

4 Separa tus ahorros

Tener una cuenta de ahorro vinculada a tu cuenta corriente la convierte en un elemento demasiado fácil de 'saquear' en un momento de necesidad. Por eso, una buena idea es abrir otra cuenta en un banco diferente y prescindir de la tarjeta de débito.

De hecho, algunos expertos recomiendan incluso destruir los detalles de inicio de sesión online si realmente no confías en ti mismo. También es buena idea contratar una cuenta de ahorro con obligaciones estrictas, pues estas, a menudo, tienen términos y condiciones que deben cumplirse.

5 Invierte en acciones

Aunque no seas un experto en el mercado bursátil, comprar acciones siempre puede suponer una ganancia potencial excepcional. Hay que considerar esta inversión a fondo perdido, ya que puede que su valor jamás se dispare. Sin embargo, utilizar una cantidad pequeña para invertir en acciones de riesgo podría suponer ingresos elevados en unos años.

Comentarios