Buscar
Usuario

Noticias

China tiene su peculiar versión del Ecce Homo tras la restauración de un santuario budista

¿Qué está pasando con las restauraciones de arte? Nadie sabe la respuesta, pero a algunos se les ha ido de las manos.

Al parecer, en 2012 se abrió la vereda de las peculiares restauraciones de patrimonio artístico que se han convertido en obras de arte nuevas en sí mismas y que se llevan toda nuestra admiración y respeto. Y es que, aunque todavía la tengas en tu retina, hace ya seis años de la restauración del Ecce Homo que, por supuesto, dio la vuelta al mundo. Pero también hay casos más recientes que no dejan de sorprendernos como la de San Jorge de Estella, los querubines del retablo mayor de la Parroquia de San Sebastián de Reinas o las tres tallas de madera que fueron pintadas recientemente en Asturias.

Sin embargo, no creas que España es el único país en dar la vuelta al mundo por casos desastrosos como estos. China se ha sumado a la lista de cagadas monumentales. ¡Ay, si nuestros antepasados levantaran la cabeza! Esta vez se trata de un santuario budista de Sichuan, al sudeste del país. Lo que antes era un monumento serio y de más de mil años, se ha convertido en un dibujo de un niño de 5 años, en piezas de futbolín o incluso en esas figuritas del belén mal hechas, claro. 

La imagen del antes y del después ha dado la vuelta al mundo después de que vía Twitter se quejara un especialista en Historia del Arte, Jin Xu. En su tuit recalcó que se trataba del "peor trabajo de restauración" que había visto en su vida. Por lo que, según explica, cree que ha sido "destruido por unos cuidadores locales osados y con mal gusto". Aunque no se sabe realmente quién o quiénes han sido los artistas.

Sin lugar a dudas, ver el después de la 'obra' da bastante pena, ya que el monumento en cuestión fue tallado en una cueva durante la dinastía Tang, por lo que se estima que tiene más de mil años de antigüedad.

Nuevas obras de arte

En la historia de España ya está marcado el nombre de Cecilia Giménez, una mujer de 81 años aficionada a la pintura que se encargó de arreglar el Ecce Homo del Santuario de la Misericordia de Borja, una localidad de la provincia de Zaragoza. Siempre nos acordaremos de su particular versión y, obviamente ya nadie se acuerda de cómo era antes. Sin embargo, lo curioso de toda esta situación, es que varios usuarios chinos se han acordado de esto y lo han comparado. "Todo el mundo en España respira aliviada al ver que la última restauración desastrosa ha sucedido en otro país distinto" comentó un usuario. 

Otro caso que debemos y tenemos que recordar es el del retablo mayor de la Parroquia de San Sebastián de Reinosa, que aunque se desconoce en qué momento sucedió, un rostro de uno de los ángeles que coronan el retablo ha sido reemplazado por una pintura que se asimila al de un dibujo animado, pero mal hecho, siempre mal hecho. 

Sin embargo, uno de los párrocos defendió la obra de arte: "En ese espacio había un ángel que ya había desaparecido. Lo que se ha hecho es componer la cara para que no desdijera del conjunto, para que se supiera lo que había antes. Esta acción no tiene nada que ver con una restauración mal ejecutada".

Artículos recomendados

Comentarios