Buscar
Usuario

Noticias

Los cazadores españoles dejan morir hasta 50.000 galgos tras la temporada de caza

Muchos cazadores abandonan a los perros simplemente para no tener que alimentarlos cuando ya no tienen que cazar con ellos.

Los cazadores españoles dejan morir hasta 50.000 galgos tras la temporada de caza

Los galgos se utilizan para cazar liebres. En España se calcula que cada galguero tiene hasta diez perros de esta raza para su propio beneficio, que posteriormente muchos abandonan cuando termina la temporada de caza, que suele extenderse desde octubre hasta febrero. Fuera de estos meses en España es ilegal cazar, por lo que estos galgos dejan de servir en "sus funciones".

Muchos de ellos son arrojados a pozos, atados en vías de trenes o abandonados en carreteras muy transitadas. Así lo denuncian los activistas en favor de los derechos de los animales. Existen muchas organizaciones benéficas que intentan lidiar con la gran cantidad de perros abandonados, según publicó Mail Online. En esta información, Anna Clements, originaria de Manchester, cuenta cómo con su ONG SOS Galgos salvan un total de 350 perros cada año.

El secreto sucio de España

Los galgos son una raza de perro utilizada para cazar liebres "Los galgos son una raza de perro utilizada para cazar liebres"

Clements afirma que "esperamos que se produzca una afluencia de miles de perros abandonados, pero ni nosotros ni el resto de las organizaciones benéficas podemos lidiar con ello". "No podemos salvarlos a todos", asegura. "Este es el secreto sucio de España, los turistas rara vez lo ven", comenta también la activista.

La triste realidad es que "cuando no les sirven más, los cazadores los tratan brutalmente, arrojan a algunos a los pozos y bloquean la boca del pozo con madera". Pero todavía existe esperanza, y algunos consiguen sobrevivir. "Hace poco nos llegó una que se salvó porque un transeúnte escuchó su llano", cuenta Clements. En esta ocasión, encontraron a la galga en el fondo de un pozo, rodeada de agua, desnutrida y con profundas heridas en el cuello. Por suerte, los rescatadores, una brigada de bomberos, pudieron trasladarla a un lugar seguro y ahora la ha acogido una familia que la quiere y con la que se está recuperando. 

A pesar de que existen leyes de bienestar animal que protegen a las mascotas de todo tipo de maltratos, los galgos están exentos de ellas por el hecho de que se consideran perros de trabajo. Pero desde luego, las condiciones en las que se mantiene a los perros son denunciable por su gravedad y brutalidad. La activista asegura que "a menudo los tienen en mazmorras oscuras durante gran parte del día, y los alimentan mal, por lo que están más ansiosos por capturar a la presa cuando les permiten salir". 

Falta de amor por los animales

Muchos galgos son arrojados a pozos cuando termina la temporada de caza "Muchos galgos son arrojados a pozos cuando termina la temporada de caza"

A veces los galgos tienen suerte y si son encontrados por alguien tienen la oportunidad de sobrevivir. Pero en muchas ocasiones se les deja morir solos, y "sufriendo un dolor insoportable". Según Clements, " los galgos son animales tranquilos, cariñosos y amables por naturaleza", pero como le podría pasar a cualquier ser vivo, cuando se les priva de toda forma de amor, los animales no saben lo que es eso. Por esta razón los galgos que sobreviven "están profundamente traumatizados y, para empezar, tienen problemas de confianza".

Por suerte, todavía existe gente como Anna Clements y su asociación, que con su amor y empatía hacen todos los esfuerzos posibles por darles un hogar y la vida que se merecen.

Artículos recomendados

4 Comentarios

  • Más recientes
  • Mejor valorados