Buscar
Usuario

Noticias

El cardenal Cañizares: "La vacuna del coronavirus se hace con fetos abortados. Es obra del Diablo"

El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, recurre a un bulo afirmando que se experimenta la vacuna contra el Covid-19 con fetos abortados.

El cardenal Cañizares: "La vacuna del coronavirus se hace con fetos abortados. Es obra del Diablo"

El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, ha aprovechado la misa solemne del Corpus Christi del domingo para hacerse eco de un bulo bastante surrealista ante una catedral repleta (eso sí, a mitad de aforo, que las normas de desescalada obligan).

El motivo de su ira: la vacuna del coronavirus. Sí, esa vacuna que promete devolvernos a la verdadera normalidad después de una pandemia con 30.000 muertos: "El demonio existe en plena pandemia, intentando llevar a cabo investigaciones para vacunas y para curaciones. Nos encontramos con la dolorosísima noticia de que una de las vacunas se fabrica a base de células de fetos abortados", ha asegurado.

Pero no, no se están fabricando vacunas contra el coronavirus a partir de fetos abortados, algo que incluso contraviene el propio proceso científico de creación de una vacuna.

Aunque el cardenal, ante los fieles, ha seguido, como se dice popularmente, 'erre que erre': "Y eso es ir en contra del hombre, eso es despreciar al hombre mismo, primero se le mata con el aborto y después se le manipula para... qué bueno, mira qué bien... ya tenemos una vacuna. No señor, tenemos una desgracia más, obra del diablo. Eso es lo que quiere el diablo", ha afirmado el cardenal durante su homilía.

Teorías conspiratorias

El cardenal no ha explicado en qué información o fuente se ha basado para llegar a asegurar que se está fabricando una vacuna con fetos abortados. Pero sí que apunta a que se ha abonado a algunas teorías conspiratorias que están circulando durante las últimas semanas.

En concreto, algunos bioeticistas cristianos del Reino Unido y Estados Unidos han asegurado que la Universidad de Oxford se dedica a utilizar células de un feto abortado en la década de 1970 para investigar ahora la vacuna.

Esta teoría, que básicamente es un completo bulo, ha circulado por varios medios especializados en la Iglesia católica, como Cruz Now. ¿Esta ha sido la fuente que ha empleado el cardenal Cañizares. Todavía no lo ha aclarado, pero parece que la ha aceptado a pies juntillas...

Artículos recomendados

Comentarios