Los polémicos calzoncillos de lana y oro a 1.000 euros que no se pueden lavar con agua

Los polémicos calzoncillos de lana y oro a 1.000 euros que no se pueden lavar con agua

La pieza de ropa interior incorpora la figura de un cerdo volando elaborado con oro puro.

La ropa interior, ¡esa prenda invisible pero tan utilizada a diario! No hay día en el que salgamos a la calle sin ella, en el caso de que tu interés por la higiene sea similar al de Homer Simpson por la dieta vegana.

Aunque, a pesar de que la mayoría de personas no acostumbra a 'fardar' de calzoncillos por la vía pública si no tiene interés en terminar arrestado por escándalo público... ¿Qué mejor que dejarse el sueldo medio de un español en uno de ellos?

Sí, hay gente que se está dejando 1.000 euros, el dinero que gran parte de los mortales del país ibérico se dejan en todos sus gastos de 30 días, en un simple calzoncillo. Esta es la fortuna de la última pieza compuesta de la mejor lana, cashmere, con toquecitos de oro para que tu entrepiernas luzca con mayor asueto que la de un galán de cine.

Los calzoncillos de la polémica "Los calzoncillos de la polémica"

Lo mejor es que la 'piececita' de oro de 24 kilates (es decir, oro puro) representa a un cerdo con alas volando, el logo de la marca que ha lanzado este polémico calzoncillo más caro del mundo, Nice Laundry.

Por si todo esto parecía poco, nuestra ropa interior tampoco se puede lavar con agua, por lo que tendrás que optar por la limpieza en seco. Es decir, que ya te puedes reservar esta exquisita pieza para las ocasiones más especiales o, en su defecto, tener paciencia en la tintorería. Y también guardar un dinerito para garantizar una mínima higiene, aunque suponemos que si te gastas 1.000 euros en unos calzoncillos, este último punto no supondrá un problema para ti.

Todo un capricho al alcance de muy pocos

Los calzoncillos de la polémica "Los calzoncillos de la polémica"

Sin duda, lo poco práctico de estos calzoncillos promete convertir su venta en una cuestión bastante complicada. Porque seamos sinceros... ¿os gastarías 1.000 euros en una pieza de ropa interior que ni siquiera os podéis poner a diario, en el caso de que tengas un mínimo interés por la higiene?

No podemos pensar otra cosa, se trata de una de las mayores excentricidades del mundo millonario que volverá a levantar polémica y que no dejará a nadie indiferente.

Comentarios