Buscar
Usuario

Vida

Las calles de Madrid y Barcelona, vacías ante la alarma por coronavirus

Los más de 5.000 afectados en España por coronavirus y las medidas tomadas por el Gobierno han conseguido que la gente se quede en casa.

Las calles de Madrid y Barcelona, vacías ante la alarma por coronavirus

A pesar de que en un principio entendíamos al coronavirus como una simple gripe algo más fuerte, la realidad es que ya han saltado todas las alarmas.

El descontrol y la incertidumbre se han apropiado de España, que cuenta ya con más de 5.000 infectados por coronavirus. Asimismo, ya ha habido 136 fallecidos por esta enfermedad.

La principal afectada es la Comunidad de Madrid, que tiene en sí más de la mitad de infectados. El País Vasco y Cataluñason otras regiones con un número alto de personas con Covid-19.

Por esta razón, el País Vasco y la Comunidad de Madrid decidieron suspender las clases en colegios, institutos y universidades desde el pasado 11 de marzo.

Asimismo, la Comunidad de Madrid ya ha ordenado el cierre de comercios, bares, restaurantes y parques, para evitar al máximo congregaciones de gente. Solo permanecerán abiertos supermercados, farmacias y locales considerados de primera necesidad.

En Cataluña, Quim Torra ha decidido confinar a los residentes de la región para evitar la propagación y adelantarse a lo sucedido en Madrid.

Eventos cancelados

Las grandes ciudades españolas han mostrado una imagen inusual "Las grandes ciudades españolas han mostrado una imagen inusual"

La situación ha provocado la cancelación de diversos actos: En primer lugar, La Liga ha cancelado las dos próximas jornadas y no se disputará ningún partido de fútbol durante este período, de ninguna división.

Asimismo, gran cantidad de conciertos han tenido que ser cancelados o pospuestos, mientras que los teatros también se han visto obligados a frenar su actividad.

Y no solo eso: las fallas valencianas o la Semana Santa de Sevilla también han sido canceladas, lo que muestra aun más la seriedad de la situación.

A pesar de que en un primer momento la sociedad parecía no tener concienciación ni responsabilidad, la realidad es que el "Yo me quedo en casa" ha tomado cada vez más fuerza, y las calles de las ciudades amanecen completamente vacías.

Artículos recomendados

Comentarios