Buscar
Usuario

Vida

Buscan a un matrimonio gay que celebró su clandestina boda en los años 50

El proyecto 'Our One Story' busca a los protagonistas de unas fotos que nunca recibieron tras la celebración de su "inapropiado" enlace.

Buscan a un matrimonio gay que celebró su clandestina boda en los años 50

Entrañable y admirable. Así se podría definir la historia de amor de un matrimonio gay de Estados Unidos que celebró su enlace ante las críticas miradas de una sociedad que todavía no gozaba legalmente de ese derecho por aquel entonces. Todo ocurrió en 1957 y existen documentos gráficos que así lo confirman. Han sido rescatados por la Universidad del Sur de California y están archivados en los repositorios ONE de su biblioteca, después de que nunca fueran entregadas a sus dueños. 

Cuando ambos hombres celebraron el que probablemente fuera el día más feliz de sus vidas, nunca se imaginarían que más de 60 años después alguien los buscaría para entregarles el reportaje fotográfico más valiente del que jamás hayan formado parte. El de su propia boda. Siempre las hubo, aunque sin validez jurídica y de forma clandestina hasta 50 años después. 

La pareja podría tener en la actualidad cerca de 90 años "La pareja podría tener en la actualidad cerca de 90 años"

El proyecto 'Our One Story' ya busca a los protagonistas. Tres investigadores, Neal Baer, PJ Palmer y Michael J. Wolfe, que también han creado una página de Facebook, esperan ansiadamente recibir alguna pista que les conduzca a los dos hombres a través de todos los canales que han habilitado. Numerosos medios de comunicación que apoyan a la comunidad ya se han hecho eco de la noticia y también esperan que finalmente den con ellos. 

Las imágenes muestran un evento que hoy en día se podría categorizar como común y habitual. El matrimonio entre personas del mismo sexo ha sido legalizado progresivamente en muchos países del mundo durante la última década. Estados Unidos no quiso quedarse atrás y en 2015 también asumió la ley que lo regula.

El tradicional intercambio de anillos, el corte de tarta entre ambos y unos cuantos y románticos besos bajo las luces artíficiales de una vivienda que no dejaba pasar los rayos del sol a través de sus ventanas. Debido a la nula aceptación de la comunidad homosexual en aquella época, podemos deducir que los novios hicieron todo lo posible para que nadie descubriera lo que ocurría en el interior de la casa donde celebraron el enlace. Los disturbios de Stonewall, el origen del Orgullo y la visibilización de los derechos de la comunidad LGTBI, tuvieron lugar 12 años después, por lo que la represión era aún absoluta. 

Contenido "inadecuado"

La tienda que imprimió el reportaje fotográfico, presuntamente una farmacia ubicada en el distrito norte de la ciudad de Filadelfia, no quiso cedérselo. Es más, el responsable de la impresión, a cargo del establecimiento, habló con ellos para comunicarles que no les haría entrega de las imágenes en papel porque consideraba que su contenido era absolutamente "inapropiado". Sin embargo, una empleada del local guardó en secreto el conjunto de imágenes por si en algún momento alguien podía reclamarlas. 

Los tres investigadores crearán un documental con las imágenes del enlace "Los tres investigadores crearán un documental con las imágenes del enlace"

Fue finalmente en 2013 cuando aparecieron, después de décadas pérdidas y olvidadas. Un coleccionista privado las consiguió a través de una subasta en la red y posteriormente, después de ver de qué se trataba, consideró apropiado cedérselas al ONE National Gay and Lesbian Archives, la organización pro LGTBI más antigua de los Estados Unidos. 

Tampoco han trascendido detalles acerca de ninguno de los asistentes al evento, ni amigos ni familiares. Es por ello que el motor de la mencionada investigación está centrado en descubrir algún detalle que les pueda conducir a los protagonistas de la historia. Baer, Palmer y Wolfe planean trasladar la historia del matrimonio y la investigación en torno a lo ocurrido con las fotografías a un documental, que previsiblemente titularán 'El misterio de las fotos de la boda gay de 1957'. 

"La pareja merece nuestra más profunda gratitud porque hicieron algo que nadie más había hecho antes: registrar su amor para sí mismos y para la posteridad", expresa Neal Baer al medio digital Deadline, preguntándose qué pudo motivarles a revelar las fotografías cuando las leyes estatales todavía prohibían las relaciones entre gais. Desafortunadamente, los tres se enfrentan a un gran problema, ya que en caso de seguir vivos, la pareja podría tener alrededor de 90 años. 

Artículos recomendados

Comentarios