Buscar
Usuario

Noticias

Brutal agresión a unos turistas españoles en Albania por el dueño de un restaurante

El dueño del restaurante ha sido detenido y el local, que atravesaba un proceso de legalización, ha sido clausurado de forma indefinida.

Brutal agresión a unos turistas españoles en Albania por el dueño de un restaurante

El dueño de un restaurante en Himara, Albania, ha sembrado el caos tras atacar a un grupo de españoles que disfrutaba de sus vacaciones veraniegas en la zona. Todo ocurrió cuando la familia, acompañada por dos guías nativos del país, decidió abandonar el restaurante Panorma, en la zona de Porto Palermo, una de las más exclusivas del sur de Albania, conocida por su creciente turismo. 

La razón por la que los turistas abandonaron este hotel-restaurante no responde a motivos económicos, ni siquiera por la calidad de sus productos, sino porque simplemente la comida no llegaba. Estuvieron esperando un tiempo prudencial hasta que no aguantaron más. Tanto es así, que se subieron al coche y se fueron, aunque contaban con un acompañante no identificado. Se trata de Mihal Kokëdhima, dueño del establecimiento y primo de Koco Kokëdhima, un ex diputado del parlamento albanés y fundador del partido Solución. 

El propietario de este privilegiado establecimiento les había visto levantarse de su sitio y decidió perseguirles para recriminarles su acción. La situación acumuló más tensión y decidió sujetarse al capó del vehículo que conducían durante tres eternos kilómetros, golpeando el cristal y el limpiaparabrisas hasta reventarlo. Ante el miedo evidente de los españoles, los guías trataron de arreglar la situación, aunque no de muy buenas maneras, ya que no solo le recriminaron lo ocurrido en su lengua materna, sino que intentaron apartarlo del coche a base de patadas mientras el coche estaba en continuo movimiento. 

La persecución se alargó durante unos intensos minutos. Llegado el momento, el atacante de 51 años decide bajarse de la parte delantera del vehículo, con las manos ensangrentadas Tras el desmesurado suceso, los turistas dieron con la policía y les adviertieron de lo ocurrido.

Críticas y detención

Han sido muchas las críticas y quejas que ha suscitado el evento, no solo de los políticos albaneses y los medios de comunicación locales, sino de toda la comunidad internacional, que critica el comportamiento del agresor como reflejo de la sociedad albanesa. Una generalización muy absurda. El individuo ha sido detenido por la polícia y el local, que no gozaba de la mejor reputación en TripAdvisor por su "pésimo servicio", ha cerrado de manera indefinida hasta que resuelva la imputación del dueño. Pese a que son muchos los que consideran  impresionantes las vistas que se pueden deslumbrar desde el mirador del restaurante, catalogan como "nefasta" su atención al cliente por el comportamiento agresivo de su dueño. Otros cuestionan los precios y aseguran que son ligeramente superiores a los que se podrían encontrar en cualquier lugar similar en Albania. 

Kokëdhima compareció finalmente ante el Tribunal de Vlorë el pasado domingo 18 de agosto tras haber sido detenido por poner en peligro la vida de los turistas. La jueza Esmeralda Habilaj determinó su ingreso en prisión preventiva por un delito de intimidación, daños intencionales y destrucción de propiedad. Mihal estará en la cárcel al menos hasta que la investigación avance, aunque en su defensa también quiso atribuir culpa al grupo, asegurando que intentaron embestirlo con el coche. Sus abogados pidieron a la jueza que contemplara permitir a Mihal hacer frente al pago de una fianza de 3.000 euros que lo exigido previamente por el fiscal Saimir Smaka, que pidió su ingreso permanente en la cárcel.

Tras el desafortunado suceso, el grupo de españoles ha sido recibido en una comida institucional por el ministro de Turismo del país, Blendi Klosi, quien les ha hecho entrega de un ramo de flores y expresado, junto a su equipo, sus disculpas por lo ocurrido. Los hechos también han sido condenados por el primer ministro albanés Edi Rama: "La agresión es una mancha de vergüenza que nunca será olvidada".

En proceso de legalización

El restuarante Panorma, el local en el que los españoles intentaron disfrutar de un placentero y relajante almuerzo con vistas a las soleadas y tranquilas costas albanesas, es realmente ilegal. Al menos así lo descubrió el portal local Shqiptarja. El municipio de Himara, con su alcalde Jorgo Goro, lo intentó demoler en 2012 ya que su construcción nunca fue autorizada por las autoridades y por si fuera poco, opera en propiedad pública. 

Los intentos de Kokëdhima por frenar la destrucción de su propiedad dieron sus frutos, pues desde aquel momento consiguió que su hotel-restaurante entrara en un proceso de legalización para obtener la pertinente licencia y así, continuar su actividad de manera regular, dentro de la legalidad.

Unos clientes del establecimiento frente a los maravillosos paisajes de Porto Palerrmo, durante una comida en el restaurante | Fuente: TripAdvisor "Unos clientes del establecimiento frente a los maravillosos paisajes de Porto Palerrmo, durante una comida en el restaurante | Fuente: TripAdvisor"

El lugar es conocido por ser una de las zonas turísticas favoritas y más populares del sur de Albania, por lo que se ubica en un entorno privilegiado en el que no es fácil conseguir un permiso para levantar un negocio. Se encuentra junto al Castillo de Porto Palermo, frente al mar. Debido a su proximidad a Grecia, esta región está ampliamente habitada por la comunidad griega residente dentro de las fronteras albanesas. Ahora, el local ha sido clausurado y el diario albanés anteriormente mencionado ha asegurado que a pesar de que no había conseguido el permiso hasta el momento de la detención de su propietario, seguía operando de forma ininterrumpida. 

Artículos recomendados

Comentarios