Buscar
Usuario

Noticias

Castilla-La Mancha y Extremadura investigan la aparición de dos brotes de ántrax

Varias personas se han visto infectadas, además de decenas de animales: uno de los brotes, en Badajoz (con seis focos) todavía sigue activo.

Castilla-La Mancha y Extremadura investigan la aparición de dos brotes de ántrax Castilla-La Mancha y Extremadura investigan la aparición de dos brotes de ántrax

Foto: Envato

La aparición de dos brotes de ántrax prácticamente simultáneos en Ciudad Real y Badajoz han hecho saltar las alarmas. El primero de ellos se ha registrado en la localidad manchega de Poblete y ha afectado a 26 vacas, motivo por el que todas acabaron muriendo, según ha informado la Red de Alerta Sanitaria Veterinaria (Rasve) y el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Este primer brote se dio por controlado el pasado 3 de septiembre, según comunicó a España la Organización Mundial de Sanidad Amimal (OIE). El organismo sospecha que su origen pudo estar relacionado con el paso de los animales por una zona de pasto situada en el río Guadiana que ha quedado descubierta por la sequía de la comarca.

Pero no es el único. Aún continúa abierto otro brote con seis focos registrados en Navalvillar de Pela y en Talarrubias (Badajoz) donde ya han muerto 12 caballos por el mismo motivo. La Gerencia del Área de Salud de Don Benito y Villanueva de la Serena de la Consejería de Sanidad de Extremadura ha emitido una alerta epidemiológica tras la aparición en la zona de posibles casos de ántrax, tanto en animales como en humanos.

La veterinaria infectada por este brote ya ha sido dado de alta, junto a otros compañeros, tras pasar un ingreso de manera preventiva, según confirma el Colegio de Veterinarios de Cáceres al diario ABC.

Así actúa el ántrax

El ántrax ha sido conocido por utilizarse como arma biológica desde 2008. Se trata de una enfermedad que afecta principalmente al campo. Los humanos se pueden contagiar principalmente por vía inhaladora, intestinal (comer carne de un animal contaminado, por ejemplo), cutánea (contacto con una herida infectada de un animal) o incluso inyectada (hay casos en determinadas drogas inyectadas o manipuladas).

El ántrax también se conoce como carbunco. Este último nombre se deriva de las hemorragias con sangre de color negro que aparecen en los animales cuando fallecen como consecuencia de la enfermedad. La bacteria que origina la enfermedad, Bacillus anthracis, puede llegar a sobrevivir hasta 200 años si se aloja en un lugar sin oxígeno, por ejemplo, bajo tierra.

Los brotes, por ejemplo, pueden surgir con grandes lluvias. Las esporas de la bacteria salen a la superficie, tras un largo tiempo protegidas bajo tierra y se exponen a ser ingeridas por los animales. En estos casos pueden darse los brotes, por lo que el control es importante para evitar males mayores.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que entre 20.000 y 100.000 personas fallecen cada año debido a la exposición al ántrax. Estos casos son más habituales en países del Tercer Mundo, donde las personas tienen contacto más frecuente con animales y donde es más fácil que se produzcan las infecciones que posteriormente se transmiten a las personas.

Hasta ahora, los últimos casos de ántrax en España se habían registrado en 2019, ambos en ganaderos. Para evitar males mayores, hay vacunas para humanos y animales. Si resultan infectados, también existe un tratamiento a base de antibióticos. Dependiendo de la gravedad, se necesitará un rango de tiempo determinado para eliminar la infección.

Los expertos señalan que el riesgo de contagiarse con ántrax en las grandes ciudades es nulo. Sin embargo, recomiendan a los ganaderos contactar con sus veterinarios habituales para seguir todos sus consejos y, además, evitar a toda costa cualquier movimiento de sus animales.

Artículos recomendados

Comentarios