Buscar
Usuario

Vida

Racismo, mentiras y suicidio: Las bombas del príncipe Harry y Meghan Markle en la entrevista con Oprah

Los duques de Sussex han ofrecido una entrevista en la que han lanzado importantes confesiones sobre la familia real británica.

Racismo, mentiras y suicidio: Las bombas del príncipe Harry y Meghan Markle en la entrevista con Oprah Racismo, mentiras y suicidio: Las bombas del príncipe Harry y Meghan Markle en la entrevista con Oprah

Foto: CBS

Por fin llegó el día. En la noche de este domingo 7 de marco, la cadena CBS emitía en horario de máxima audiencia la esperada entrevista que los duques de Sussex han concedido a Oprah Winfrey. Tras varios semanas cebando con algunas de sus declaraciones, el príncipe Harry y Meghan Markle han podido sincerarse sobre su experiencia y sinsabores en la Casa Real británica y con sus miembros.

Durante la entrevista, revelaron, eso sí, una feliz noticia. El sexo del bebé que están esperando, que será una niña. El resto de sus confesiones fueron menos amables, siendo algunas verdaderos bombazos, lo que, sin duda, tensará aún más las relaciones con Buckingham Palace, que habrá visto con nerviosismo todo lo que los Sussex tenían que contar.

1 Casados tres días antes de la boda

El príncipe Harry y Meghan Markle, el día de su boda "El príncipe Harry y Meghan Markle, el día de su boda"

Fue el 19 de mayo de 2018 cuando Reino Unido se vistió de gala para celebrar el enlace matrimonial del nieto más popular de la reina Isabel II. El príncipe Harry había encontrado al amor de su vida, la actriz Meghan Markle, y la ceremonia estuvo a la altura. Tuvo lugar en la capilla de San Jorge del castillo de Windsor y costó unos 26 millones de libras. Sin embargo, en la entrevista han aclarado que aquel día, en realidad, ya llevaban tres días casados. Ambos se habían dado el 'sí quiero' en una ceremonia íntima celebrada en el jardín de su casa y auspiciada por el arzobispo de Canterbury. "Mira, este espectáculo es para el mundo, pero queremos nuestra unión entre nosotros", han explicado.

2 La relación entre cuñadas

El príncipe Guillermo y Kate Middleton, duques de Cambridge, y el príncipe Harry y Meghan Markle, duques de Sussex "El príncipe Guillermo y Kate Middleton, duques de Cambridge, y el príncipe Harry y Meghan Markle, duques de Sussex"

Una de las cuestiones que más titulares despertó en su día fue la supuesta mala relación entre cuñadas. El detonante habría tenido lugar pocos días antes de la boda de los duques de Sussex a cuenta de los atuendos de las damas de honor. Se llegó a asegurar que Kate Middleton habría acabado llorando por esta pelea, algo que Markle ha desmentido aclarando que la que acabó llorando fue ella. Sin embargo, la actriz ha subrayando que la duquesa de Cambridge le pidió perdón y le regaló flores en señal de disculpa, por lo que dejó claro que considera a su cuñada una "buena persona".

No obstante, en este punto, Meghan Markle se ha mostrado muy molesta pues en palacio sabían la vedad sobre este asunto pero no se molestaron en aclararlo a la prensa como sí hacía con los que afectaban a "cualquier otro" de sus miembros. "La narrativa de que yo hice llorar a Kate fue el comienzo del asesinato de mi 'personaje' (a los ojos de la sociedad británica)", ha lamentado Markle.

3 Preocupación por el color de piel de Archie

Meghan Markle y el príncipe Harry junto a su hijo Archie "Meghan Markle y el príncipe Harry junto a su hijo Archie"

Uno de los temas delicados de la entrevista fue el referido a su hijo, Archie Mountbatten-Windsor, nacido el 6 de mayo de 2019. En la primera parte del encuentro con Oprah Winfrey, en el que solo estuvo Meghan Markle, esta reveló que durante su embarazo, miembros de la familia real mostraron preocupación por el aspecto de su hijo debido a las raíces afroamericanas de la actriz. Cuando más tarde se incorporó el príncipe Harry a la entrevista, confirmó este punto asegurando que la conversación giró en torno a "qué aspecto iban a tener los hijos" que tuvieran, por si pudieran ser "demasiado morenos". Eso sí, ninguno de los dos quiso revelar el nombre de la persona con el que el príncipe tuvo esa conversación porque podría ser "perjudicial".

Otro asunto sobre su primogénito que Meghan Markle ha puesto sobre la mesa es que la Casa Real británica no quiso que "tuviera el título de príncipe" ni que "se le proporcionase seguridad". Según sus palabras, se sintió abrumada por la idea de que su hijo "no fuera a estar seguro, y por que al primer miembro de color de esta familia no se le diera un título de la misma forma que a otros nietos se les daría". La duquesa de Sussex ha lamentado que pueda haber ese tipo de actitud en la familia real, porque "la Commonwealth es una parte enorme de la monarquía y el 60% o 70% son gente de color".

4 Salud mental e ideas suicidas de Meghan Markle

El momento más desgarrador de la entrevisto lo ha protagonizado Meghan Markle cuando se ha sincerado sobre los problemas de salud mental que atravesó durante su primer embarazo, llegando a un punto en el que "no quería seguir viva". "Y ese era un pensamiento muy real, claro, aterrador, constante", ha recordado. Además también le costó mucho compartirlo con su esposo: "Estaba avergonzada de admitir lo que me pasaba y al mismo tiempo, avergonzada de tener que decírselo a Harry por lo mucho que él había sufrido. Pero sabía que si no lo contaba, lo haría. Simplemente no quería estar viva".

Pidió ayuda a Buckingham y les propuso apartes un tiempo para recuperarse, pero se le negó porque "no sería buen para la institución". "Nunca hicieron nada, así que tuvimos que encontrar una solución", ha confesado la duquesa de Sussex, haciendo así referencia a la decisión de ambos de apartarse de la monarquía y empezar una nueva vida fuera del Reino Unido.

5 Las mentiras de Buckingham

Meghan Markle ha asegurado que desde Buckingham palace se mintió sobre ella "para proteger a otros miembros de la realeza". Por si esto fuera poco, altos cargos de Buckingham le pidieron a ella y a su entorno que nunca confirmaran ni desmintieran rumores, sino que se limitaran a decir "sin comentarios". Fue entonces cuando comprendió que "no solo no me estaban protegiendo, sino que estaban dispuestos a mentir para proteger a otros miembros de la familia. Pero no estaban dispuestos a decir la verdad para protegerme a mí y a mi marido".

6 La relación del príncipe con la reina

El príncipe Carlos y la duquesa de Cornualles junto a la reina Isabel II y los duques de Sussex en el balcón Buckingham palace "El príncipe Carlos y la duquesa de Cornualles junto a la reina Isabel II y los duques de Sussex en el balcón Buckingham palace"

El príncipe Harry ha querido desmentir el rumor de que no le habían comunicado a la reina su decisión de apartarse de la monarquía, detallando que estuvieron hablando de ello con Isabel II y con el príncipe Carlos vía telefónica y correo electrónico, ya que ellos se encontraban en Canadá. "Yo nunca ocultaría algo así a mi abuela, tengo demasiado respeto por ella", ha asegurado, subrayando que tiene una buena relación con ella, con la que suele hablar a través de Zoom.

7 Decepcionado con su padre, el príncipe Carlos

La relación que parece haberse roto es la del príncipe Harry con su padre, el príncipe Carlos. Según ha revelado el duque de Sussex, cuando comunicaron su intención de abandonar las labores como miembros de la Casa Real, tuvo "tres conversaciones con mi abuela y dos con mi padre antes de que dejara de atender mis llamadas". Además, le habría pedido que lo que tuviera que decirle, que se lo dejara por escrito. Aunque ha aclarado que ya han vuelto a hablar, aún se siente "muy decepcionado" con su padre.

"Me tomé el asunto de forma personal. Sentía que tenía que hacer esto por mi familia. No fue una sorpresa para nadie. Es realmente triste que llegara a ese punto, pero tenía que hacer algo por mi propia salud mental, la de mi esposa y la de Archie también", ha explicado el príncipe Harry sobre las razones que habrían llevado a su padre a dejar de cogerle el teléfono.

8 Hermanos con caminos diferentes

Cómo no, tampoco faltó la pregunta sobre el estado de la relación entre el duque de Sussex y su hermano, el príncipe Guillermo. El marido de Meghan Markle ha asegurado que lo quiere con locura: "Él es mi hermano, hemos pasado por un infierno juntos, quiero decir que tenemos una experiencia compartida". Sin embargo, ha matizado que están "en caminos diferentes". A pesar de que parecía tener muchas ganas de hablar sobre este asunto, la insistencia de Oprah Winfrey le ha llevado a confesar que están algo distantes. "La relación es distante en este momento. Pero el tiempo cura todas las cosas. Ojalá", ha reconocido.

9 Situación económica y legado de Diana

El pasado 19 de febrero, Harry y Meghan confirmaron a la reina que no volverán a trabajar como miembros de la familia real británica, tras haber decidido hace un año apartarse de la monarquía, empezar una nueva vida fuera del Reino Unido y ser financieramente independientes. El duque de Sussex ha confirmado que su familia dejó de apoyarlo financieramente en el primer cuatrimestre de 2020, cuando decidieron dejar de ser working royals. "Tengo lo que me dejó mi madre, y sin eso, no hubiéramos podido hacer esto", ha asegurado el príncipe, apuntado a esta como la razón por la que han firmado contratos con Netflix y Spotify.

Artículos recomendados

Comentarios