Buscar
Usuario

Política

Bolsonaro pone en duda el sistema electoral y se queja de que le provoquen "ser un dictador"

Lula da Silva parte como favorito en las encuestas, donde incluso llega a sacar quince puntos de ventaja a su rival de extrema derecha.

Bolsonaro pone en duda el sistema electoral y se queja de que le provoquen "ser un dictador"

El sistema electoral brasileño no ha obtenido críticas desde 1996. Se ha considerado representativo, los candidatos que han perdido y ganado los comicios han aceptado los resultados con deportividad y la democracia ha seguido hacia adelante. Pero el actual presidente, de extrema derecha, ahora afirma que este sistema democrático es propenso a caer en el fraude y, por ello, ha resaltado en que solo respertará los comicios si los considera "libres y transparentes.

Frente a él, se encuentra Lula da Silva, que se presenta por el Partido de los Trabajadores y que busca volver a la presidencia del país. Las encuestas son claras y le muestran como el claro favorito para lograr la victoria en las próximas elecciones, con hasta 15 puntos de ventaja sobre Jair Bolsonaro.

Se trata de uno de los comicios más polarizados celebrados en Brasil durante las últimas décadas. El país, además y siguiendo las encuestas, parece no mantenerse al margen de la ola que se está extendiendo en la región, donde Lationamérica está desalojando a todos los candidatos de extrema derecha para aupar presidencias progresistas. Los últimos en demostrarlo han sido Gustavo Petro (que ganó a Rodolfo Hernández) en Colombia y Gabriel Boric (que desalojó a José Antonio Kast).

"Usted me está incitando a ser un dictador"

Bolsonaro fue entrevistado el pasado lunes por los periodistas William Bonner y Renata Vasconcellos, en una emisión que siguió prácticamente todo el país. Le preguntaron por su decisión de aliarse parlamentariamente con Centrão, una coalición de partidos sin ideología que muchos consideran una herramienta de intereses propensos a la extorsión, y si esto no era una traición a sus propios votantes. A ello, Bolsonaro respondió: "Usted me está incitando a ser dictador, si no gobierno con Centrão, ¿con quién gobierno? ¿Sin Parlamento? Usted me está incitando a ser un dictador", fue su respuesta.

Durante la entrevista, también le recriminaron a Bolsonaro haber "desincentivado" la vacunación contra el coronavirus y recordó que llegó a decir que los vacunados podrían transformarse en caimanes. La respuesta de Bolsonaro: "Es una figura del lenguaje, de la literatura portuguesa. Y son pocos los países del mundo que hicieron las cosas mejor que nosotros". Brasil fue uno de los países más castigados por la pandemia, con 600.000 muertos.

El presidente también niega haber contribuido a la destrucción de la Amazonía: "Es del tamaño de Europa occidental. Es una mentira. Brasil preserva el 66% de su territorio, Brasil no merece ser atacado de esa forma [...] Ahora, cuando hablamos de la Amazonía, ¿por qué no hablamos también de Francia, que lleva más de 30 días en llamas? Lo mismo ocurre en España y Portugal. California se incendia cada año. En Brasil, desgraciadamente, no es diferente, sucede. La mayoría, algunos de ellos, son criminales, lo sé. Otra parte no es delictiva. Es el habitante Del Río que prende fuego a su pequeña propiedad".

Artículos recomendados

Contenidos que te pueden interesar