Buscar
Usuario

Noticias

"Me besé con mi novio y me pegó dos puñetazos": así viví una agresión homófoba en Barcelona

La agresión homófoba ha dejado en Jesús una marca: "No paro de recordar la misma imagen una y otra vez, y en el tren intento no mirar a nadie".

Jesús (nombre ficticio, pues no quiere revelar su identidad), aún vive con el miedo en el cuerpo. El pasado domingo 19 de noviembre y sin mediar prácticamente palabra, un hombre decidió propinarle dos puñetazos por el simple hecho de besar a su pareja.

En declaraciones a Los Replicantes, Jesús relata todo lo sucedido: "Estaba con mi novio en el tren, cuando en un momento dado, decidimos darnos un beso. Al cabo de un buen rato, el agresor comenzó a cruzar miradas".

Su pareja, simplemente, miraba en el infinito, pero su agresor no soportaba que dos personas vivieran libremente su amor, y decidió pasar a la acción: "De repente, se levantó y comenzó a decir. '¿Qué miras tu, ¿eh?, gilipollas'". En ese momento, sin mediar mayor palabra, decidió emprenderla a puñetazos con la pareja de Jesús, Christian.

El parte de lesiones certificó la agresión "El parte de lesiones certificó la agresión"

Jesús, mientras tanto, intentó parar la paliza que el agresor estaba propinando a su pareja. De nada sirvió: "Le dije, 'eh, cálmate', y rápidamente me pegó dos puñetazos", relata aún conmocionado por todo lo sucedido.

El agresor, lejos de reflexionar y sufrir remordimientos por este hecho, continuó con normalidad: "Acto seguido de pegarnos a ambos, se volvió a sentar", como si no hubiera sucedido nada.

Aún con el susto en el cuerpo, y sin que la seguridad de Renfe tomara ningún tipo de iniciativa, Jes´us y Cristian se vieron obligados a cambiar de vagón: "Mi pareja y yo tuvimos que recogerlo todo y nos cambiamos de vagón. Empecé a llorar y mi novio llamó al 112. Recogimos todos los datos posibles del agresor, que se bajó en Sant Celoni al llegar a Martorell tras hacer un transbordo".

El papel de la Policía

La pareja acudió a la Policía con un parte de lesiones "La pareja acudió a la Policía con un parte de lesiones"

Después de todo ello, Jesús y su pareja acudieron al hospital con el fin de conseguir un parte de lesiones que certificara la agresión que acaban de vivir. Con todas las pruebas recabadas acudieron a denunciar a la Policía: "Nos dijeron que harían lo que podrían, pero que no prometían nada".

Los agentes continuaron advirtiéndoles: "también aseguraron que se debería de demostrar si había un delito de homofobia o no, y en base a ello, tomarían la decisión de celebrar un juicio". 

La pareja también critica la seguridad de Renfe, que en ningún caso actuó para evitar esta agresión, a pesar de que los trenes cuentan con cámaras de seguridad que podrían haber registrado todo lo sucedido en directo.

Secuelas

Jesús teme volver a coger un tren para evitar revivir todo lo sucedido "Jesús teme volver a coger un tren para evitar revivir todo lo sucedido"

Junto con las heridas físicas, tanto Jesús como Christian continúan con el miedo en el cuerpo: "No paro de recordar la misma imagen una y otra vez, y en el tren intento no mirar a nadie".

La experiencia que ha vivido, en este caso, le ha dejado una marca evidente: "No he vuelto a subirme a un media distancia, pero si en algún momento me he de subir, creo que lo haré en coche. Aunque gaste más dinero en gasolina y peaje".

Su pareja aún recuerda una imagen que, seguramente, quieren olvidar pronto. Y es que recordemos que la agresión se ha producido, simplemente, por besarse en público. Una muestra más de la homofobia que aún reina en parte de nuestra sociedad.

Artículos recomendados

Comentarios