Buscar
Usuario

Noticias

Beatriz vive "un infierno" y considera "prácticamente imposible" encontrar a su hija Anna: "Su esperanza es encontrar al asesino"

La madre de Anna y Olivia mantiene contacto directo con los agentes, aunque no suele conocer todas las novedades del caso.

Beatriz vive "un infierno" y considera "prácticamente imposible" encontrar a su hija Anna: "Su esperanza es encontrar al asesino" Beatriz vive "un infierno" y considera "prácticamente imposible" encontrar a su hija Anna: "Su esperanza es encontrar al asesino"

Foto: Redes Sociales

El portavoz de la familia de las niñas de Tenerfie, Joaquín Amills, ha explicado que Beatriz, la madre de Anna y Olivia, está viviendo actualmente "un infierno" ante la imposibilidad de conocer el paradero de su hija, a pesar de la intensa labor que está realizando el buque Ángeles Alvariño y los hallazgos que está realizando: dos botellas de oxígeno de Tomás Gimeno.

Actualmente mantiene contacto familiar, pero no tiene todas las novedades del caso que sí obtiene su entorno: "Realmente si no es una información relevante, no se pasa, Beatriz está viviendo un infierno, es aprender a sobrevivir con algo terrible", afirma Amills en declaraciones a 'El Programa de Ana Rosa'. La madre "repite una y otra vez ese 'no entiendo' que se pregunta toda la sociedad, es difícil saber lo que pasa por la mente de una persona".

Amills asegura que por el momento todo sigue igual: "No tenemos ninguna noticia de que la búsqueda se vaya a suspender ni tenemos fecha para eso". Y añade que "Tomás es una persona desaparecida y, en ese caso, hasta que no cumpla 110 años, el señalamiento va a estar por persona desaparecida también".

En cuanto a Beatriz, Amills señala que la madre mantiene contacto con los agentes: "A Beatriz la llaman constantemente, pero no para darle información que le aumente ansiedad o angustia mayor, la mayoría de las veces la llaman para preguntar cómo está, tener contacto personal".

Joaquín Amills se ha mostrado contento con la actuación del Instituto Armado: "La Guardia Civil está actuando muy bien en este sentido", porque "la sobreinformación de cosas que no sean importantes lo único que genera a la víctima es un problema añadido y de saturación".

Beatriz pierde la esperanza

Amills también ha comentado que estos son "momentos muy duros porque no puedes poner el final a algo tremendo, pasas de la segura esperanza de que las niñas estaban bien y cuidadas por su padre a, de golpe y porrazo, la tragedia".

"Cuesta recuperarse, porque no hay nada que nos indique que se pueda poner punto y final", ha asegurado sobre la madre de las niñas. Por último, concluye: "Beatriz tiene asumido que encontrar a Anna es prácticamente imposible, pero su esperanza es encontrar al asesino".

Artículos recomendados

Comentarios