Buscar
Usuario

Televisión

Beatriz Montáñez narra su vida en el bosque en 'El Intermedio': "He estado 27 días sin ducharme"

Beatriz Montáñez ha regresado a 'El Intermedio' tras publicar un libro en el que habla sobre su retiro en la naturaleza.

Beatriz Montáñez narra su vida en el bosque en 'El Intermedio': "He estado 27 días sin ducharme" Beatriz Montáñez narra su vida en el bosque en 'El Intermedio': "He estado 27 días sin ducharme"

Foto: Cordon Press

La expresentadora estrella de 'El Intermedio' ha vuelto a su antiguo plató para hablar de su nueva vida. Hace cinco años se marchó sola a una cabaña en medio del bosque y desde entonces vive allí, alejada del bullicio de la ciudad. Con tan solo 150 euros al mes, Beatriz Montáñez sigue una austera vida en la que la naturaleza es su mejor amiga.

"Me faltaba la necesidad de silencio, de parar hacia dónde voy y hacia dónde quiero ir. Necesitaba parar para pensar. Ahora siento muchísima paz", dijo a su excompañera de programa Thais Villas. Montáñez volvió a estar en el foco mediático a partir de la entrevista que concedió en Cadena Ser, en la que habló de su nueva vida y de 'Niadela' el libro que acaba de publicar sobre sus experiencias.

Una vida muy distinta

Durante su entrevista en 'El Intermedio', Beatriz Montáñez ha hablado sobre lo difícil que fue al principio adaptarse a su nuevo entorno y saber qué es lo que podía comer. "Estuve cuatro días que lo pasé fatal, vomitando, con fiebre, por comer una hierba que no tocaba", cuenta.

Respecto a sus hábitos de higiene, confiesa que aunque tiene una "rutina muy militar", a veces no se ducha porque "total, no voy a estar con nadie, estoy salvaje. He llegado a estar 27 días sin ducharme. Es buenísimo para la piel y para el pelo, tanta agua y detergente acaba por deteriorar las capas grasientas que protegen la piel".

Después de ocho años trabajando en televisión, la periodista se llegó a plantear muchas veces su vida. "Yo me preguntaba: ¿ya está? Ya tengo lo que quiero, ¿no hay más?", por ello decidió hacer un parón y escoger la soledad, que era "el camino opuesto que quería tomar".

Precisamente sobre la soledad habló en un reportaje en La Sexta, donde reconoció que no tiene sexo "a no ser que te gusten mucho los árboles". Aunque aprecia estar sola, dice que lo que más echa de menos es "el contacto con los seres humanos. Yo soy muy sobona. Solo tengo un capricho, el chocolate, es el gran sustituto del sexo. A mí me está ayudando de momento, es bueno para las canas", bromeaba. De momento, Beatriz Montáñez tiene previsto seguir viviendo en su retiro en el bosque y solamente visitar la ciudad unas "dos veces al año".

Artículos recomendados

Comentarios