Buscar
Usuario

Música

'Baby Shark' supera a 'Despacito' como el vídeo más visto de la historia de YouTube

La canción infantil, cuyo autor aún se desconoce, acumula más de 7.040 millones de reproducciones en la plataforma.

'Baby Shark' supera a 'Despacito' como el vídeo más visto de la historia de YouTube

Está demostrado: el perreo no tiene nada que hacer contra las canciones infantiles. Así, 'Baby Shark', la popular canción dirigida a los más pequeños se ha convertido en el vídeo con más visualizaciones de la historia de YouTube. Tras haber superado las 7.040 reproducciones, la canción grabada por la compañía surcoreana Pinkfong supera a 'Despecito', el hit de Luis Fonsi que suma 7.038 millones de visualizaciones.

'Baby Shark' es una canción que ha fascinado a niños y niñas de todo el mundo con sus coloridas imágenes y su melodía y letra repetitivas. El fenómeno 'Baby Shark' pasó de ser un simple entretenimiento para los más pequeños a convertirse en un fenómeno viral global que se colaba en las mentes de todos.

La canción se publicó en YouTube en junio de 2016 y es, básicamente, una remezcla de una canción americana de la productora Pinkfong de Seúl. A su éxito en YouTube y su viralización en redes, le siguió el triunfo en las listas de música, pues la canción llegó a alcanzar el 32º puesto en el Billboard Hot 100 en enero del 2019.

Fenómeno global

Más de cuatro años después de su lanzamiento 'Baby Shark' se ha alzado con la corona de YouTube. Aunque todavía no está claro quién es el autor de la canción, esta se convirtió en un fenómeno global después de que el cantante surcoreano de 10 años Hope Segoine la grabase el exitoso y colorido vídeo en el que sigue unos sencillos pasos de baile que también se han convertido en un fenómeno.

Debido a al éxito de la canción, se ha creado merchandising que se vende en todo el mundo. Incluso el equipo estadounidense de béisbol Washington Nationals lo adoptó como himno y ganó la serie mundial el año pasado, llevando a la Casa Blanca a reproducir la melodía durante las celebraciones.

Durante la pandemia del coronavirus la canción también ha servido a modo pedagógico. Se realizó una versión con el Covid-19 como tema bajo el título 'Wash Your Hands' ('Lávense las manos') para enseñar a los niños y niñas la importancia de la higiene personal.

Sin embargo, 'Baby Sahrk' también ha servido para fines más perturbadores. Tres trabajadores de la prisión de Oklahoma fueron acusados de tratar con crueldad a los prisioneros después de esposarles y obligarlos a escuchar el tema infantil durante dos horas. El fiscal de distrito David Prater dijo que la canción repetida habría causado "un estrés emocional indebido a los reclusos que probablemente ya estaban sufriendo".

Artículos recomendados

Comentarios