Machismo: Una aerolínea rusa paga menos a las azafatas con sobrepeso y mayores de 40 años

Machismo: Una aerolínea rusa paga menos a las azafatas con sobrepeso y mayores de 40 años

Las trabajadoras se han puesto en pie de guerra y han logrado una victoria judicial que sienta un precedente.

Vida Christopher Mackenzie Christopher Mackenzie 13 Septiembre 2017 10:47

Dos empleadas de la aerolínea estatal rusa Aeroflot se han rebelado debido a la discriminación surgida en su trabajo por ser mayor de 40 años o tener una talla superior a la 40. La compañia niega que se las marginara aunque admite que sus clientes se fijan en la apariencia física de sus empleados.

Aeroflot comenzó a realizar fotografías, a medir y pesar a sus empleadas para realizar nuevos uniformes. Aquellas azafatas consideradas mayores o con una talla superior a lo establecido por la compañía fueron apartadas a vuelos nacionales y con horarios de menor duración por lo que su salario se vio reducido.

Las trabajadoras han llevado el caso hasta la justicia y han obtenido una victoria legal sin precedentes por parte de la Corte Municipal de Moscú. Hasta ahora la aerolínea había conseguido ganar todos los conflictos surgidos en los juzgados.

Azafatas de la compañía Aeroflot "Azafatas de la compañía Aeroflot"

Una de las azafatas que llevó ante los tribunales a Aeroflot, Evgenia Magurina, afirmó a The Guardian que la compañía "le rebajó el sueldo por la talla del uniforme". En el caso de haber perdido una vez más el litigio, las demantantes aseguran que no habrían parado hasta conseguir una victoria. Aunque supusiera ir hasta el Supremo ruso o incluso el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Seis meses para apelar

Durante el juicio celebrado, dos hombres comenzaron a increpar a las demandantes y a vejarlas por el tamacho de sus pechos, según un corresponsal de The New York Times. No es el primer caso de discriminación a las mujeres en el mundo laboral. Pero sí se trata de una importante victoria en la lucha contra el machismo de la sociedad. La compañía aún dispone de seis meses para recurrir la decisión de los tribunales.

Una de las razones por la que nuestros clientes viaja con nosotros es la apariencia de sus empleados

Miembros de la junta de Aeroflot defendieron a la empresa aludiendo a los sobrecostes que suponen las personas con sobrepeso. Entre ellos se encuentran Nikita Krichevsky, en cuya opinión la reducción del salario debería ser un incentivo para que las trabajadoras pierdan peso. Krichevsky señaló que deberían estar agradecidas porque la compañía se preocupa por la salud de sus empleadas.

Por otra parte, Pavel Danilin, uno de sus representantes aseguró que se trata de una "aerolínea de máxima calidad y una de las razones por las que los clientes pagan los billetes es la apariencia de sus empleados".

Ante los graves argumentos dados por los diferentes miembros de Aeroflot, la aerolínea ha lanzado un comunicado disculpándose y asegurando que se trataban de opiniones personales. La intención de la compañía es intentar que esta tormenta mediática y judicial pase lo antes posible. 

Comentarios