Buscar
Usuario

Noticias

Atracan un banco de Murcia a base de tirar caca

Los atracadores utilizaron una curiosa estrategia para llevarse el botín sin que nadie fuera consciente.

Robar un banco, realizar un viaje, llevar una vida de auténtico lujo... una historia recurrente que alcanzó su cénit con Bonnie and Clyde. El problema de todo ello es cuando la cosa se te va de las manos y terminas haciendo un remake a medio recorrido entre Torrente y una película de Berlanga.

Eso es lo que ha sucedido en una sucursal bancaria de Cartagena, Murcia. Allí, un grupo de ladrones han intentado hacerse con un suculento botín con una pieza imprescindible: excrementos.

Esta historia completamente surrealista comenzó cuando un grupo de cinco personas entraron en la sucursal. Allí, se distribuyeron por todo el local. Para no levantar sospechas, todos ellos contaron con un perfil de lo más variado: uno con traje y corbata, otro con ropa deportiva, un hombre de avanzada edad, un chico joven y una mujer.

Las cámaras de seguridad lo grabaron todo "Las cámaras de seguridad lo grabaron todo"

Cuando todos estaban definitivamente situados, se encargaron de pasar a la acción. Para ello, tiraron discretamente varios excrementos de animales en la puerta. En ese momento, comenzaron a armar todo tipo de alboroto, hasta que los presentes comenzaron a alterarse. "¡Qué poca vergüenza, qué peste!", proferían los atracadores.

Uno de ellos, que se había colado en el despacho del director, aprovechó el desconcierto del momento para moverse libremente por la estancia y robar todos los objetos y dinero que se estaba encontrando a su paso.

Tras conseguir su botín, los integrantes de la banda corrieron rápidamente por distintas zonas para evitar la acción policial. Sin embargo, había varios agentes que se encontraban por la zona. Todos ellos decidieron actuar tras ver cómo huían del banco rápidamente.

En ese momento, pudieron proceder a su identificación y posterior detención. La organización ya había actuado en varias ocasiones con identidades falsas y había amasado una fortuna de 64.000 euros.

Artículos recomendados

Comentarios