Buscar
Usuario

Noticias

Aglomeraciones en Atocha, Cercanías y Metro de Madrid para ir a trabajar pese al coronavirus

Aglomeraciones de personas han inundado los medios de transporte madrileños pese al estado de alarma.

Aglomeraciones en Atocha, Cercanías y Metro de Madrid para ir a trabajar pese al coronavirus

España atraviesa una de las peores crisis de su historia. El coronavirus ha sumido a todo el mundo en una crisis sanitaria que ha obligado a tomar medidas excepcionales. Nuestro país, siendo uno de los que más casos acumula solo superado por China, Italia, Irán y Corea del Sur, se ha visto obligado a declarar el estado de alarma, según el cual ningún ciudadano podrá salir de sus casas salvo para para ir a comprar alimentos, a la farmacia o acudir al puesto de trabajo si no se pudiera optar por el teletrabajo.

Se avecinan días difíciles. Mientras las calles del país se ven completamente vacías, los ciudadanos tratan de aguantar la cuarentena en sus casas intentando sobrellevarla con la mejor cara posible. Desde que se anunciase el estado de alarma el pasado viernes 13 de marzo, hemos podido concienciarnos de lo que se avecina mientras que el Gobierno ha anunciado las principales medidas a llevar a cabo.

Con motivo del estado de alarma decretado por el Gobierno, el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, anunció una reducción drástica del número de trenes para adecuar el servicio a las medidas restrictivas fruto del coronavirus.  Sin embargo, este lunes 16 de marzo, a primera hora de la mañana, nos hemos levantado como si nada hubiese pasado.

Según ha podido verse a través de redes sociales, las principales estaciones de la capital, como la de Cercanías de Atocha, o las principales líneas de Metro de Madrid se han encontrado con aglomeraciones de personas como si de un día normal se tratase, lo que ha hecho imposible mantener la distancia de seguridad recomendada por Sanidad.

También en Barcelona

No solo Madrid ha sufrido aglomeraciones. Durante el primer día laborable con estado de alarma algunas líneas de metro de Barcelona como la roja (L1) y la amarilla (L4), se han visto inundadas de personas en plena hora punta. El operador de estas líneas, Transports Metropolitans de Barcelona (TMB), ha recordado a través de su cuenta de Twitter que "se desaconseja viajar excepto por razones inajornables".

La crisis sanitaria y el estado de alarma no parecen suficientes y hemos sido testigos de imágenes de vagones llenos de cientos de trabajadores que tienen que desplazarse para acudir a sus puestos en plena pandemia de coronavirus.

Artículos recomendados

Comentarios