Buscar
Usuario

Noticias

Así relata una madre la violación y el asesinato de su hija de 4 años a manos de su pareja

La menor fue hospitalizada con el hígado desecho, fracturas en el cráneo, hemorragia interna, golpes y mordiscos en el cuerpo.

Brenda es la madre de Valentina García, una niña de tan sólo cuatro años a la que violaron y asesinaron el pasado 26 de junio en México. El responsable fue el novio de su madre, Diego, quien desde que la conoció trató de aislarlas de sus familiares y amigos. Lo consiguió.

La terrible historia la cuenta la propia Brenda al medio Vice, se trata de la primera entrevista que concede después de que asesinasen a su hija. Según relata, la pequeña nació el 29 de enero de 2014 en Morelia, en Michoacán, y tanto ella como su marido estaban encantados con su nacimiento. Sin embargo, poco después se separaron aunque siempre mantuvieron una buena relación: "Él era el mejor papá que pudo tener, la amaba y aunque preferimos separarnos, nuestra relación como padres no la perdimos".

Tras la separación, Valentina vivía con Brenda y esta a su vez trabajaba, así que tenía que dejarla en la guardería cuando no podía estar con ella. Las dos vivían solas y estaban muy a gusto, pero en 2017 Brenda conoció a Diego y comenzaron una relación sentimental: "Al principio él era muy amable, lindo conmigo y con la niña, nunca vi que fuera un mal hombre", explica Brenda a Vice. Sin embargo, cuando en marzo de 2018 decicen irse a vivir juntos, la cosa cambia.

Valeria era violada por Diego de manera continuada "Valeria era violada por Diego de manera continuada"

Y es que Diego le quitó el móvil y la obligó a estar en casa para que no se relacionase con nadie, incluso la prohibió trabajar. Estaba encerrada en su casa, no tenía contacto ni con amigos ni con familiares. Cuando se relacionaba con estos, Diego le propinaba palizas. Brenda asegura que aguantaba los golpes, pero cuando su pareja también pasó a pegar a Valeria, afirma que comenzó a "tenerle miedo": "Prefería hacer lo que me pidiera con tal de que no lastimara a mi niña".

Cuando Diego fue despedido de su trabajo, Brenda comenzó a trabajar para poder mantener a Valeria y un día antes de que Diego asesinase a su hija, tuvo que sacarla de la guardería porque no podía pagarla. Al día siguiente, esta madre se fue a trabajar con miedo porque dejaba a su hija sola al cargo de su pareja, pero como dice "tenía que trabajar para darle de comer". Era su segundo día y tenía pensado decirle a su jefe que quería llevarse a su pequeña con ella, pero era pronto para pedírselo. "Ese es el peor día de mi vida", garantiza Brenda.

Varias fracturas en el cráneo y el hígado desecho

"Brenda tienes que venir, Valeria se ha caído y Diego va a llevarla a la clínica", estas fueron las palabras que la hermana de su pareja le dijo por teléfono el 26 de junio.Tras colgarle no lo dudó y le pidió dinero a su jefe para poder ir al hospital a verla. Un vez en el Hospital Infantil de Morelia Diego le dijo que no se preocupase que todo estaba "bien". Mentía. 

Cuando Brenda entró en la habitación en donde estaba Varelia, vio que la pequeña estaba conectada a una máquina de oxígeno y se encontraba en una terapia intensiva. En ese momento se dio cuenta de que su hija corría peligro: "En ese momento supe todo lo que tenía: tres fracturas en el cráneo, el higado desecho, fractura de cadera, hemorragia interna, golpes en el cuerpo y mordidas". 

Trasver el estado en el que se encontraba su hija, Brenda llamó al padre de la niña y este acudió con su abuela y hermanos. Al llegar al hospital buscaron a Diego para que les diese una explicación, pero este no les quiso responder. Incluso le golpearon y tiraron al suelo, pero el asesino y violador de su pequeña seguía sin responder. Valeria falleció esa madrugada y hasta que el cuerpo no fue llevado ante DelitosSexuales, Brenda no supo que Diego había violado en más de una ocasión a Valeria.

"La investigadora me dijo: 'Tú sabías que él la violaba, dime la verdad o a la que voy a chingar es ati porque es a la que tenemos aquí'", relata Brenda. Diego fue detenido, pero puesto salió de la cárcel, esta madre lo tiene claro: "Quiero Justicia". 

Artículos recomendados

Comentarios