Buscar
Usuario

Noticias

Una mujer asesina a su amiga embarazada, extrae su bebé y lo hace pasar como suyo

La acusada pasó el día con su amiga, después la asesinó y extrajo el bebé. que presentó como si fuera suyo.

Una mujer asesina a su amiga embarazada, extrae su bebé y lo hace pasar como suyo

Taylor Parker, una mujer de 27 años de Simms (Texas, Estados Unidos), ha sido detenida acusada de asesinar a su amiga embarazada, extraer el bebé de su útero y hacerlo pasar como suyo.

La acusada fue detenida en la localidad de DeKalb, a 19 kilómetros al noroeste de la escena del crimen. Había sido sorprendida por un agente de policía, ante el que declaró que había dado a luz en el arcén de una carretera a un bebé que no respiraba, según declaró Brooke Arbeitman, portavoz de la Oficina de Investigaciones del Estado de Oklahoma.

La acusada, en ese momento, fue trasladada a un hospital de Idabel, Oklahoma. El bebé fue declarado muerto. Un médico determinó que el bebé, que estaba de ocho meses gestación, no había sido dado a luz antes de su muerte.

Estos hechos levantaron las sospechas sobre la acusada. "No quería que la revisaran", ha declarado uno de los médicos a la revista People. El médico reveló que, en realidad, la joven no había estado embarazada recientemente: "Solo era cuestión de tiempo que ella nos contara realmente lo sucedido".

La víctima (izq) y la acusada (dcha) "La víctima (izq) y la acusada (dcha)"

Poco después, Taylor Parker confesó, aunque los hechos no han trascendido a los medios porque hay secreto de sumario. Hay constancia de que los forenses han estudiado el cuerpo de la víctima y han llegado a la conclusión de que estaba de ocho meses de embarazo, que el bebé perdió la vida durante el asesinato y que por tanto no dio a luz antes de la muerte.

Una amistad macabra

La víctima y su agresora solían intercambiar mensajes con frecuencia a través de conversaciones privadas de Facebook, además de publicar fotografías juntas, prueba de que ambas compartieron el embarazo.

La acusada incluso pasó el día con su víctima durante el día del crimen, le dio un regalo para el bebé e invitó a un café antes del asesinato. Ambas se habían conocido a través de esta red social, ya que la víctima buscaba una fotógrafa para su boda en septiembre de 2019.

Jessica Brookes, madre de la joven asesinada, ha declarado a The Daily Beast: "Nunca peinsas que te sucederá algo así. Es como si fuera un programa de televisión. No puedes creer que esto sea la vida real".

La acusada enfrenta ahora dos acusaciones: una por asesinato y otra por secuestro. Se encuentra detenida en una cárcel de Oklahoma, a la espera de su extradición a un penal de Texas.

Artículos recomendados

Comentarios