Buscar
Usuario

Noticias

Apuñala a una mujer migrante en Cartagena en las 'colas del hambre' al grito de "¡Nos quitáis la comida!"

La agresión se produce tras el asesinato de Younes, en un bar de Mazarrón (Murcia), en un crimen que se investiga por xenofobia.

Apuñala a una mujer migrante en Cartagena en las 'colas del hambre' al grito de "¡Nos quitáis la comida!" Apuñala a una mujer migrante en Cartagena en las 'colas del hambre' al grito de "¡Nos quitáis la comida!"

Foto: Captura

Una mujer ha sido trasladada al hospital Santa Lucía de Cartagena (Murcia) tras recibir una puñalada por la espalda en plena calle por parte de otra al grito de "los inmigrantes nos quitáis la comida". La víctima se encontraba en dicha cola esperando para poder recibir algo de comida por falta de recursos económicos.

La agresión se produjo alrededor de las 17:15 horas de la tarde en la Alameda de San Antón, junto a la puerta de un punto de recogida de alimentos. Como aparece en el vídeo, la policía se desplazó hasta el lugar y no se percató de lo que realmente sucedía hasta que los testigos finalmente advieron a los agentes sobre las heridas de arma blanca.

Una ambulancia acudió a recoger a la mujer herida, mientras que la agresora fue detenida en el lugar. La acusada sufre problemas mentales y en ese momento estaba bajo los efectos del alcohol, según publica La Opinión de Murcia.

El secretario de organización de Podemos en Murcia, Ángel L. Hernández, ha compartido el vídeo que demuestra la agresión y ha recordado que la región fue lugar del reciente asesinato racista de Younes, tal y como lo ha calificado la Policía Nacional.

"Ayer un hombre asesinaba a otro en Mazarrón al grito de 'no quiero moros en el local'. Hoy una mujer acuchilla a otra en Cartagena porque 'los inmigrantes le quitan la comida'. MALDITOS seáis los que alimentáis el odio y el racismo en mi tierra", ha asegurado a través de Twitter.

El asesinato de Younes

El asesinato de Younes se produjo en la localidad murciana de Mazarrón. Allí, un vecino de la localidad le pegó tres tiros utilizando una pistola de calibre nueve en mano y a la vista de todo el mundo. La investigación apunta en todo momento a la motivación racista.

Entre otros comentarios, el agresor (Carlos, un español de 52 años), profirió comentarios como "No quiero moros en el local" o "los moros no tienen papeles". Además, pasó toda la tarde en el local mostrando críticas por la presencia de clientes árabes en el local, según publica El Español. La titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Totana acordó el ingreso en prisión provisional del acusado, detenido tras una larga persecución.

Artículos recomendados

Comentarios