Buscar
Usuario

Noticias

Denuncian supuestos malos tratos contra una anciana de 96 años en una residencia pública

El centro asegura que los protocolos se han aplicado correctamente, aunque la investigación continúa por parte de la Comunidad de Madrid.

Moratones y abultamientos por todo su cuerpo. Eso es lo que se han encontrado a diario durante el último año los familiares de Manuela S., una anciana de 96 años con movilidad nula, cuando acudieron a visitarla en una residencia de ancianos de Leganés.

Sus allegados sospechan que la mujer ha recibido malos tratos por parte del personal del centro. Por ello, la Comisión de Usuarios y Familiares de la Residencia Parque de los Frailes ha pedido a la Comunidad que realice una investigación para esclarecer los hechos.

El expediente de la denuncia, que se dirigiño hacia la Consejería de Políticas Sociales y Familia del gobierno regional ya se encuentra en manos de Carlos González Pereira, Director de Atención a la Dependencia y al Mayor en Madrid.

La demanda se ha presentado el pasado día 19 de octubre y reclaman comprobar "cuántas incidencias" se han anotado en la asistencia a la anciana afectada y los "motivos de las causas por el cual cada día se le producen unos hematomas con abultamientos en las piernas".

Fotografía de las heridas que se ha incorporado a la denuncia | Fuente: EP "Fotografía de las heridas que se ha incorporado a la denuncia | Fuente: EP"

Por otro lado, la familia exige encontrar a los responsables. Por ello, ha pedido a la Consejería que les remita el cuadrante de la plantilla para "identificar qué gerocultores y enfermeras han sido los responsables" de la atención a la anciana durante las últimas semanas, tal y como se refleja en el escrito al que ha tenido acceso Europa Press.

Los golpes continúan

La interposición de la demanda no ha servido para que la mujer continúe presentando heridas. Dos días después de la interposición de la denuncia, la doctora de la residencia llamó nuevamente a la familia porque la mujer "presentaba un nuevo cardenal producido por un posible golpe sin poder determinar la causa del mismo".

Este hecho se ha añadido dentro de una ampliación de la denuncia preasentada. Los familiares también han incluido en este nuevo registro sus deseos de que "cesen este tipo de situaciones y que se expliquen de forma clara y detallada el origen de las mismas".

La primera respuesta a sus palabras llega por parte de la Dirección del centro, que no ha dudado en apoyar a sus empleados: "se ha comprobado que los protocolos de asistencia han sido correctamente aplicados y no se constata que haya tenido desatendidos a los usuarios".

Mientras tanto, la investigación que está realizando la Comunidad de Madrid continúa hacia adelante y ya ha solicitado tener acceso a todas las anotaciones que aparecen en los registros diarios del centro.

Artículos recomendados

Comentarios