La ministra Ana Pastor: 'Es incompatible estar en política y ser honrado'

La ministra Ana Pastor: 'Es incompatible estar en política y ser honrado'

A la ministra Ana Pastor le ha traicionado el subconsciente con este lapsus durante una entrevista en RNE.

Política David Carro David Carro 03 Febrero 2016 16:13

Qué es peor, ¿mentir, decir una dura verdad o decir lo contrario de lo que pretendíamos? A veces la lengua nos juega malas pasadas, como le ha ocurrido este martes a la Ministra de Fomento en funciones, Ana Pastor, cuando opinaba sobre la corrupción y las investigaciones y arrestos a los que están siendo sometidos los populares de Valencia.

Ana Pastor ha intervenido en 'Las Mañanas', programa de RNE, donde le han preguntado, entre otros temas, sobre el paro, la candidatura de Pedro Sánchez por parte de Felipe VI, el papel de Rajoy en las negociaciones de gobierno y el de Podemos. Sus respuestas sobre estos aspectos han gustado más o menos según a quién, pero bueno, se ha mantenido en su línea.

Sin embargo, la anécdota ha llegado de la mano del PP valenciano, sometido estos días a la investigación por corrupción de la operación Taula, por la cual 9 de los 10 concejales de Rita Barberá están imputados. Ana Pastor, en su opinión sobre este espinoso asunto, ha intercalado la frase "es incompatible estar en política y ser honrado", que, aunque en directo ha pasado desapercibida, ha despertado todo tipo de reacciones a lo largo de la mañana.

¿Lapsus de sinceridad o mala pasada lingüística? Parece que al menos esta vez Pastor no ha sido víctima de una poción veritaserum, sino que todo se ha tratado de una confusión trabalingüística. Lo que en realidad quería decir, como ha aclarado posteriormente desde su Twitter, es que "es incompatible estar en política y no ser honrado", algo mucho más coherente dentro del PP, si tenemos en cuenta frases de Rajoy como "Rita Barberá no está acusada de nada, está absolutamente limpia".

En Twitter, sin embargo, ya sabemos cómo son los usuarios de malpensados. Muchos lo han interpretado como una traición del subconsciente de Ana Pastor, que habría sido más honesto que muchos cargos del PP.

Aunque oye, tanta sinceridad, duele.

Algunos se han acordado de cuando Cospedal confesó sus planes para saquear Castilla-La Mancha.

En 2012, la presidenta de Castilla-La Mancha hizo público que pretendía "hacer una política económica, presupuestaria y social para saquear" su comunidad autónoma. Toda una declaración de intenciones.

Y de cuando lo volvió a decir, tres años más tarde.

No contenta con esto, Cospedal repitió el mismo error en abril de 2015, cuando confesó haber "trabajado mucho para saquear a nuestro país". ¿Tan intranquila tiene la conciencia la presidenta?

También de cuando Rajoy dijo "muchas tardes y buenas gracias".

Aunque, en este caso, todo fue un montaje muy bien hecho que muchos se tragaron.

Ay, Ana Pastor, cuánto te gustaría que esta vez todo se tratase de un montaje... ¡o de una horrenda pesadilla!

Comentarios