Las temporadas de 'American Horror Story' de mejor a peor

Las temporadas de 'American Horror Story' de mejor a peor

La antología de terror creada por Ryan Murphy ha planteado multitud de historias conectadas entre sí.

Televisión Víctor Mopez Víctor Mopez 04 Agosto 2018 17:06

Le debemos demasiado a Ryan Murphy. El creador estadounidense ha dado a luz a series que han conseguido marcar a generaciones, como ha sido el caso de 'Glee'. Sin embargo, ha sabido crear un verdadero sello televisivocon sus antologías. La primera de ellas fue 'American Horror Story', centrada en historias de terror que ya arrastra siete temporadas habiendo sido renovada hasta una décima. Después llegaron 'American Crime History', sobre mediáticos crímenes reales que marcaron a la sociedad; y 'Feud', sobre enemistades históricas.

Cuando 'AHS' aterrizó allá por 2011 en FX consiguió, cuanto menos, llamar la atención de la audiencia al plantear una historia de terror para una serie de televisión, algo poco común. Se consiguió crear expectación y cuando se estrenó el 5 de octubre fue recibida con aplausos creándose un verdadero fenómeno que hoy en día perdura.

Siete temporadas después, Murphy ha sabido seguir sorprendiendo, creando historias diferenciadas, manteniendo a algunos miembros del reparto y estableciendo conexiones entre las diferentes estapas de la serie. No obstante, algunas han destacado más que otras y mientras que unas temporadas han conseguido dejar al espectador con la boca abierta, otras han dejado un agridulce sabor a decepción. Así quedaría el ránking de 'American Horror Story' de mejor a peor:

1 'Roanoke'

AHS: Roanoke

No cabe duda de que se trata de su temporada más redonda. Cuando parecía que la ficción comenzaba a desgastarse, dio un golpe en la mesa con una sexta tanda de episodios que revolucionó a los seguidores de 'American Horror Story'. Se trató de un ejercicio metatelevisivo divertidísimo y jugosísimo para el espectador ya que mediante un documental nos van narrando los sucesos ocurridos en una antigua casa colonial a la que se muda la pareja protagonista, Shelby y Matt.

Y dieron un salto mortal. La midseason supuso el final de la temporada, al menos, como la conocíamos, para presentar una segunda parte que se trataba de una simbiosis de reality y slasher deliciosa. 'Roanoke' supo regresar a la esencia de la antología, el terror, que sus últimas entregas había olvidado. Es su temporada más sádica y nos encanta por ello. Mención especial merecen sus actrices Kathy Bates, Adina Porter, Lily Rabe y, cómo no, Sarah Paulson, interpretando dos papeles opuestos y trayendo de vuelta a la involvidable Lana Winters de 'Asylum'.

2 'Asylum'

AHS: Asylum

Para muchos, la mejor temporada, y la verdad que razones no le faltan para liderar el podio. Trasladar la historia a un psiquiátrico dirigido por monjas durante los años sesenta ya de por sí es un acierto que promete buenas dosis de terror. Y así fue. 'Asylum' resulta perturbadora y escalofriante en mitad de un ambiente represivo, entre problemas de salud mental y aderezado con posesiones demoniacas y algún que otro experimento médico.

La historia de la periodista Lana Winters, sometida a todo tipo de torturas por ser lesbiana la convirtieron en uno de los personajes más icónicos de la antología. Ella, junto a la atormentada hermana Jude (Jessica Lange) y la maldad de la hermana Mary Eunice (Lily Rabe) hicieron las delicias de los fans. Una historia tan sólida como la de 'Asylum', no obstante, contó con algunos flecos que la llevan a ostentar la medalla de plata: la historia de Anna Frank y la trama de los extraterrestres acabaron siendo un despropósito. Para el recuerdo, sin embargo, nos dejó el maravilloso número musical 'The name game'.

3 'Murder house'

AHS: Murder House

Su carta de presentación y no pudo ser más acertada. A través de la familia Harmon, 'Murder House' nos introdujo en un clásico del terror: una casa en la que se han cometido asesinatos cuyas víctimas se han quedado en forma de fantasma. Entrelazando las historias del pasado con las del presente, algunas dosis de culebrón y una perturbadora trama de abortos y maternidades frustradas, consiguió ganarse a la audiecia que acogió a 'American Horror Story' con los brazos abiertos.

Con'Murder house' Jessica Lange se convirtió en la gran reina de la serie, manteniéndose como la gran protagonista durante sus cuatro primeras temporadas. A pesar de que el final resultó bastante descafeinado, dejó grandes personajes para el recuerdo como Adelaide Langdom (Jamie Brewer) o la criada Moira O'Hara (Frances Conroy). Los jóvenes Evan Peters y Taissa Farmiga, por su parte, se convirtieron en la pareja más recordada y querida de la ficción en sus papeles de Tate Langdon y Violet Harmon.

4 'Cult'

AHS: Cult

Con su séptima temporada, 'American Horror Story' no tuvo que trasladarse a ninguna época ni recurrir a ningún elemento típico del terror para meter el miedo a la audiencia. Solo hizo falta hacer un retrato radical de la actualidad a través del extremismo que representa Donald Trump, presidente de Estados Unidos. A través del miedo y diferentes actos violentos, se crea una secta que demuestra lo manipulable que puede llegar a ser la sociedad cuando se llega a los extremos. ¿Puede haber algo más terrorífico?

La acción se desarrolla tras las elecciones que dieron la victoria a Trump, lo que acaba dividiendo a la sociedad. Esto es aprovechado por Kai Anderson (el mejor papel de Evan Peters en 'AHS') para crear una secta extremista con la intención de dominar el mundo.

5 'Hotel'

AHS: Hotel

'Hotel' fue la temporada que más difícil lo tuvo, pues tuvo que hacer frente a la salida de Jessica Lange, que abandonó 'American Horror Story' tras la cuarta entrega. Para suplir este vacío, se sumó Lady Gaga como la gran estrella y protagonista en el papel de La Condesa, propietaria del enigmático hotel Cortez en el que se producen una serie de asesinatos que llevan al detective John Lowe (Wes Bentley) a iniciar una investigación.

A pesar de que la cantamte neoyorkina, Sarah Paulson y Denis O'Hare, en los papeles de la politoxicómana Sally McKenna y el travesti Liz Taylor respectivamente,  consiguieron lucirse haciendo que el vacío de Lange no fuese tan destacado, es cierto quea la historia le faltó coherencia. Si de algo suele pecar Murphy es de excesivo y de plantear buenas tramas que al final se le acaban yendo de las manos. Sangre, sexo, fetichismos y excesos fueron los ingredientes principales de algo que podría haber dado para mucho más. Inolvidable la orgía sangrienta entre La Condesa, Donovan (Matt Bomer) y dos invitados a ritmo de 'Tear you apart' de la banda She Wants Revenge.

6 'Freak Show'

AHS: Freak Show

Florida, años cincuenta y uno de los últimos espectáculos de fenómenos de Estados Unidos. Este es el epicentro de 'Freak Show', la cuarta temporada que nos trasladó hasta un circo habitado por todo tipo de personas extraordinarias, como una mujer con dos cabezas, un joven con manos de langosta, una señora barbuda, un hombre foca... Todos ellos bajo las órdenes de la alemana Elsa Mars, una mujer con carácter de hierro incapaz de aceptar el fracaso.

La premiso de 'Freak Show' es maravillosa, sin embargo, una vez más, Ryan Murphy no supo llevar las historias a buen puerto perdiéndose por el camino. Destacó por su cuidada estética, lo que no fue suficiente para dar cuerpo a unas tramas, en muchos casos, repetitivas de temporadas anteriores, y a unos personajes desaprovechados. Nos brindó, eso sí, a uno de los mejores personajes de la antología: el caprichoso y perturbado Dandy Mott, interpretado por Finn Wittrock. Destacable también la conexión con 'Asylum' a través de la adorable Pepper (Naomi Grossman).

7 'Coven'

AHS: Coven

Brujería. Cuando descubrimos que la tercera temporada iría sobre un aquelarre de brujas todos nos emocionamos creyendo que podría ser la bomba. Por desgracia, 'Coven' acabó decepcionando a todos. Pese a plantear algo potente, pronto la historia comenzó a hacer aguas, lo que ni la propia Lange pudo salvar. Todo acabó reduciéndose a ver qué bruja tenía más poder dejando por el camino alguna escena ridícula y hasta cómica (¿no era esto una serie de terror?).

Cordelia Foxx es el personaje más insulso de los que ha interpreado Sarah Paulson en 'AHS', Lily Rabe pasó sin pena ni gloria como Misty Day, el personaje de Taisa Farmiga, Zoe Benson, fue pasando a un segundo plano capítulo a capítulo y el papel de Evan Peters como una especie de Frankestein adolescente acabó siendo un despropósito. ¿Lo mejor de la tercera temporada? Aquel grito de "Balenciaga" que Myrtle Snow (Frances Conroy) exclamó en plena hoguera mientras era devorada por las llamas.

3 Comentarios

  • Más recientes
  • Mejor valorados