Buscar
Usuario

Tecnología

Amazon tiene una cláusula en el contrato por si hay un apocalipsis zombie en el mundo

El documento legal de Lumberyard, motor gráfico de Amazon para desarrollar videojuegos, contiene una curiosa cláusula.

Amazon tiene una cláusula en el contrato por si hay un apocalipsis zombie en el mundo Amazon tiene una cláusula en el contrato por si hay un apocalipsis zombie en el mundo

Foto: AMC (Montaj Los Replicantes)

Lumberyard es el motor gráfico de Amazon para desarrollar videojuegos. Esto permite a sus usuarios crear o alojar sus juegos en Amazon Web Services (AWS). Aunque hace ya algunos años de su lanzamiento, no ha sido hasta ahora cuando ha llamado la atención una de las cláusulas de su contrato.

En el documento legal, la compañía deja claro que Lumberyard no puede ser utilizado en sistemas críticos para la vida o la seguridad como "equipos médicos, sistemas de transporte automatizado o vehículos autónomos". Además, prohíbe también que su motor de videojuegos se utilice en el "control de aeronaves o de tráfico aéreo, instalaciones nucleares, naves espaciales tripuladas o de uso militar".

Hasta ahí todo normal. Sin embargo, al llegar a la cláusula 42.10 del contrato donde establece los excepciones a dicha restricción, llega la sorpresa: "No se aplicará en caso de que ocurra (certificado por los CDC o el organismo sucesor) una infección viral generalizada".

Apocalipsis zombie

Amazon especifica, eso sí, que la infección viral generalizada tiene que ser transmitida a través de picaduras o contacto con fluidos corporales y debe hacer que "los cadáveres humanos revivan y traten de consumir carne humana viva, sangre, cerebro o tejido nervioso". Es decir, se refiere a un apocalipsis zombie.

Por si alguien tuviera alguna duda, la cláusula termina aclarando que, en caso de que los muertos revivan y quieran comer carne humana, es probable que "conlleve la caída de la civilización organizada".

Así, solo en caso de apocalipsis zombie, Amazon permitiría a los usuarios usar Lumberyard para desarrollar sistemas críticos de control para pilotar un avión o gestionar una central nuclear, sin que la compañía les interpusiera una demanda. No está claro cómo Lumberyard ayudaría ante un apocalipsis zombie, pero por lo menos nos podemos echar unas risas leyendo sus términos de uso.

Artículos recomendados

Comentarios