Buscar
Usuario

Ciencia

Los "amantes de Módena" eran dos hombres

Nuevas técnicas revolucionarias han podido determinar el sexo de los esqueletos, desconocido hasta ahora.

Los "amantes de Módena" eran dos hombres

Durante diez años a los dos esqueletos encontrados en una necrópolis del siglo IV-VI en el centro de Italia se les ha conocido como los "amantes de Módena", porque fueron encontrados con las manos entrelazadas, pero ahora se ha descubierto que en realidad son dos hombres y se estudia porqué fueron enterrados juntos.

Estos han representado durante años el mito del amor eterno: dos esqueletos enterrados juntos, cogidos de la mano, y con uno de ellos con la cabeza vuelta hacia el otro, unidos para la eternidad.

Cuando fueron descubiertos en 2009, durante las excavaciones en una necrópolis modenesa de hace 1.500 años se convirtieron en "los dos amantes", pero un nuevo estudio realizado por investigadores de la Universidad de Bolonia y laUniversidad de Módena y Regio Emilia han comprobado que son dos hombres gracias a las nuevas técnicas revolucionarias.

Según el estudio publicado en la revista Scientific Reports, los restos estaban destrozados por el paso del tiempo. "No podíamos analizar los cráneos o las caderas, del desgaste que había; eso nos podría haber ayudado, ya que la forma de los huesos es distinta entre un hombre y una mujer", explica Federico Luigi, uno de los autores del estudio.

Luigi revela además cómo se produjo el error: "Cuando en 2009 se hallaron los cuerpos, las técnicas tradicionales de antropología esquelética no pudieron revelar el sexo debido al mal estado de los restos. Los medios de comunicación al ver las manos entrelazadas escribieron la historia de los amantes, pero a nivel científico no fue nunca probado el sexo o grado de parentesco".

Gracias a las proteínas del esmalte dental se pudo descubrir el sexo de ambas personas "Gracias a las proteínas del esmalte dental se pudo descubrir el sexo de ambas personas"

El descubrimiento

"Pudimos extraer proteínas del esmalte dental de ambos individuos y clasificarlas con fiabilidad como pertenecientes a hombres. Los resultados se compararon con 14 muestras modernas y de control arqueológico, lo que confirma la fiabilidad del método de cromatograma iónico para la determinación del sexo", manifiestan los científicos que llevaron a cabo el estudio.

Lugli expone que el método funcionó en estos dos cuerpos puesto que presentaban intactas las proteínas dentales y se logró definir que ambos eran de sexo masculino.

A pesar de este descubrimiento, el estudio seguirá adelante para seguir conociendo nuevos datos: "Hemos empezado a estudiar la componente inorgánica del diente, que nos permitirá conocer la procedencia geográfica, y además aplicaremos nuevas técnicas para conocer el ADN que nos den más informaciones de ambos, como si podían ser parientes, que es lo más probable", agregó.

Además, también es necesario comprender por qué fueron enterrados juntos, ya que en la actualidad no se tiene constancia de este tipo de enterramientos durante la época y "las varias tumbas con dos personas enterradas que juntaban sus manos eran siempre un hombre y una mujer".

Artículos recomendados

Comentarios