Buscar
Usuario

Política

Alicia Rubio (VOX) muestra su apoyo a las "feminazis" que rechazan a las personas trans

"Reconozco que en esta guerra de depredadores -feministas versus transexuales con LGTBI- me decanto por las feminazis", ha escrito en Twitter.

Alicia Rubio (VOX) muestra su apoyo a las "feminazis" que rechazan a las personas trans

La expulsión del Partido Feminista de Izquierda Unida por sus posiciones en contra del colectivo trans ha generado un auténtico debate. El punto más importante en este sentido se enmarca en la batalla que actualmente vive el feminismo entre las teorías queer (el sexo no está vinculado a la anatomía con la que se desarrolla nuestro organismo) y las defendidas por el movimiento TERF (solo son mujeres quienes nacen con ese género asignado y lo contrario desvirtúa las reivindicaciones del movimiento).

Dentro de estas tesis del Partido Feminista, a la organización le ha salido una aliada inesperada. O quizás no tanto. Porque lo cierto es que Alicia Rubio de VOX se siente muy cerca de estas feministas. Eso sí, no por sus reivindicaciones... sino por su rechazo a la transexualidad.

"Reconozco que en esta guerra de depredadores -feministas versus transexuales con LGTBI- me decanto por las feminazis", ha escrito en su cuenta de Twitter. Eso sí, inmediatamente ha matizado compartiendo instantáneas de varias movilizaciones: "Luego veo esto, se me pasa la tontería y me pongo a ver la pelea con un cuenco de palomitas pero deseando el doble K.O.".

Una usuaria ha planteado la conveniencia de apoyar a las personas trans en este debate porque "el feminazismo es más dañino para la convivencia". En este sentido, Alicia Rubio no ha dudado en sacar a relucir nuevamente su transfobia:

La transfobia del Partido Feminista

La salida del Partido Feminista de Izquierda Unida ha encontrado un fuerte apoyo entre la militancia, nada menos que un 85% de votos a favor de que este partido abandone la coalición que actualmente dirige el ministro de Consumo, Alberto Garzón.

El detonante de la ruptura se produjo el pasado mes de diciembre, cuando la líder del partido, Lidia Falcón, lanzó un manifiesto contra las personas transexuales y criticando "las estategias organizadas por el lobby gay y sus acólitos, dirigidas a imponer en la sociedad el discurso queer".

En este escrito, el partido rechazaba cualquier ley sobre transexualidad, consideraba que las personas trans invisibilizan a la mujer y que las "recién llegas a las filas" del feminismo intentan eludir la referencia al sujeto mujer.

El Partido Feminista no tardó en pronunciarse sobre estos hechos, asegurando que Alberto Garzón ha expulsado al partido "para darle satisfacción al lobby trans, que es ahora el que rige los destinos de la izquierda" y señala que luchará para "comprender el horror de la ley trans y los propósitos de esos lobbies gays y trans".

"Izquierda Unida ha liquidado el feminismo en su organización", ha asegurado el Partido Feminista tras su expulsión. Ahora pueden aplaudir: en VOX les apoyan. Quizás, encajarían mejor en sus filas.

Artículos recomendados

Comentarios