A Alfonso Rus le 'tocó' un premio de la Lotería que le 'sacó de la ruina'

A Alfonso Rus le 'tocó' un premio de la Lotería que le 'sacó de la ruina'

El último detenido de la trama de corrupción valenciana también goza de la suerte que tiene el PP tradicionalmente en la Lotería.

Política David Carro David Carro 26 Enero 2016 10:50

Nuevo golpe contra el PP valenciano en una macrorredada llevada a cabo este martes por la Guardia Civil en 36 registros. Entre los 24 detenidos se encuentran altos representantes del partido como Emilio Llopis (exalcalde), Máximo Caturla y Juan José Medina (exvicepresidentes de la Diputación valenciana), María José Alcón (asesora de Rita Barberá)... y la estrella principal: Alfonso Rus, expresidente de la diputación valenciana, exalcalde de Xátiva y uno de los personajes más mediáticos de toda la trama de corrupción de los populares de Valencia.

La intervención se ha podido realizar gracias a los datos y grabaciones proporcionados por Marcos Benavent, exgerente de la empresa municipal Imelsa e imputado en 2015 por corrupción que se prestó desde el principio a colaborar con la Justicia (con una consecuente reducción de condena).

La investigación apunta a un total de 29 personas entre las que se encuentra la misma Rita Barberá, la 'entrañable' exalcaldesa de la capital que en los últimos meses se ha cansado de repetir "no estoy implicada en ningún caso de corrupción" y de aclarar que tan solo recibe "regalos absolutamente habituales", como un bolso de Louise Vuitton.

Rita Barberá y Alfonso Rus "Rita Barberá y Alfonso Rus"

La Lotería salvó a Alfonso Rus de la ruina... y de contar millones en un coche

Hasta que se defina la implicación o no de Barberá, el protagonista del momento es el expresidente y exalcalde Alfonso Rus por sus más que sonados escándalos. Uno de los más recordados se produjo el 22 de diciembre de 2011... sí, el día de la Lotería de Navidad. Y es que al señor Rus le tocaron entonces nada más y nada menos que cinco décimos del segundo premio, un total de 625.000 euros. Toda una suerte que, por gracia divina, fue a caer a alguien que verdaderamente lo necesitaba: entre 2011 y 2015, durante su segunda legislatura en la Diputación, Rus sufrió una pérdida de patrimonio de unos 300.000 euros y quedó con 'apenas' 624.681 euros, de modo que la Lotería le salvó de la ruina.

Menos mal que al pobre de Alfonso Rus le tocó la Lotería, de lo contrario tendría que seguir contando millones en un coche, tal y como revelaron unas grabaciones de 2006 que hizo públicas la cadena SER. En dichas grabaciones se escuchaba a Rus y Benavent contar billetes, 12.000 euros concretamente: "correcto, ahí un millón", decía Rus, "aquí hay un millón más. Hay 24.000 ahí... 3.000, 4.000, 5.000, 6.000... 12.000 euros, dos millones de pesetas".

El hecho de que tuviesen tanto dinero entre manos y lo estuviesen contando en el interior de un automóvil induce a pensar que podría tratarse de unos billetes poco limpios... Sin embargo, por giros del destino, unos años después a Rus le vino muy bien el pellizco de la Lotería para no caer en bancarrota. ¿No se le caerían del bolsillo los 12.000 euros en un viaje por Suiza o algún otro destino paradisíaco, no?

El PP, un partido afortunado en el juego

Alfonso Rus no es, ni mucho menos, una celebridad en su partido por haber ganado la Lotería. Lo es por otros muchos motivos. En el Partido Popular son varios los que han sido agraciados con boletos premiados, como Enrique Crespo, exalcalde de Manises, y su familia, que en 2011 cobraron nada más y nada menos que 129 décimos y 223 participaciones,muchos de ellos del mismo premio que ganó Rus. Una cifra cercana a los 23 millones de euros.

Carles Fabra, afortunado en el juego "Carles Fabra, afortunado en el juego"

O Carlos Fabra, exconcejal y expresidente de la diputación de Castellón, donde era líder del PP. Fabra llegó a ganar grandes premios de la Lotería hasta en nueve ocasiones entre el año 2000 y el 2011, unos 3,6 millones de euros. En alguna ocasión llegó incluso a 'vaticinar' su fortuna y decir que, si ganaba, "me sacaré la pirula y mearé en la sede de Izquierda Unida".

Otro hijo predilecto de la diosa Fortuna fue Juan Antonio Roca, exmiembro del Ayuntamiento de Marbella, que llegó a afirmar ante el juez que le habían tocado "aproximadamente 50 premios en juegos de azar", lo cual explicaría su opulencia. David Marjaliza, constructor socio de Francisco Granados (también afortunado: sus suegros se encontraron en casa un maletín de un millón de euros de "gente del Ikea o fontaneros") en la trama Púnica, ganó también seis premios de la Lotería y dos de la ONCE entre 2002 y 2004, un total de unos 257.000 euros.

La explicación parece simple, aunque no dudamos (claro que no) de la suerte de estos caballeros: tal y como muchos procesos judiciales han ido desenmascarando con el tiempo, algunos narcotraficantes, políticos corruptos y, en general, personas que tenían que blanquear dinero, se dedicaban a comprarle los décimos premiados a los agraciados para justificar el ingreso de capitales en sus arcas.

Alfonso Rus' greatest hits: "si me votáis, tendréis un Ferrari"

Alfonso Rus es una de esas personas que prefieres tomarte a risa, porque si te las tomas en serio te echarías a temblar. Nos referimos a algunas de sus declaraciones en los últimos años, en las que ha llegado a afirmar cosas como "os espero el día 20 por la noche en Valencia, champán y mujeres", refiriéndose a la victoria de Rajoy en las elecciones de 2011.

Rus: 'os espero con champán y mujeres' "Rus: 'os espero con champán y mujeres'"

En otra ocasión, mientras daba un mitin, se regozijó ante los asistentes de la estupidez de los votantes: "dije 'traeré la playa a Xàtiva'... ¡y se lo creyeron! ¡'Si yo mando, traigo la playa', y van y se lo creen todos! ¡Serán burros!". En otro mitin de 2011 prometió coches de lujo para todos sus votantes: "yo tenía un Ferrari y no querían que lo tuviera. Me lo compré antes de entrar en política y, después, me lo cambié. Y por eso me tienen malicia, pero yo digo: si me votáis, tendréis uno".

En 2012, respondiendo a las críticas del aeropuerto de Castellón, uno de los despilfarros más sangrantes de los anales españoles, se defendió afirmando que "ya habrá aviones, y si no, lo haremos de globos". Toda una referencia en el reciclaje arquitectónico, aunque hay más. La humanidad de Rus transgredió lo político cuando, en 2011, ante un grupo que se manifestaba por la falta de accesibilidad de unas obras públicas, espetó un contundente "pues subiremos a los minusválidos con cuerdas".

En cuanto a Podemos, les acusó de hacer promesas imposibles, nada nuevo excepto por el hecho de que los equiparaba a su partido: "Podemos lo regala todo antes de entrar y hay gente que se lo cree, como se creyó que el PP crearía empleo al día siguiente". Rus también tiene claro quiénes son los responsables de su detención y les prometió represalias en otro mitin: "los comunistas que me han denunciado saltarán por los aires".

Comentarios