Buscar
Usuario

Noticias

Alerta alimentaria: Sanidad retira de la venta estas hamburguesas del supermercado

Sanidad tiene constancia de su distribución en la Comunidad de Madrid, aunque está avisando al resto de autonomías para proceder a su retirada.

Alerta alimentaria: Sanidad retira de la venta estas hamburguesas del supermercado

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) ha retirado varios lotes de hamburguesas distribuidos a través de supermercados españoles. El aviso ha llegado a través de la Red de Alerta Alimentaria Europea (RASFF), a instancias de las autoridades suecas.

El producto es The Oumph! Burger, de la marca Food For Progress. Los lotes afectados han sido de paquetes de 2 x 113g. congelados, con numeración 2020009 y consumo preegerentee antes del 09.07.2021; 019338 y fecha de consumo preferente 04.06.2021; 2019338 y fecha de consumo preferente 09.07.2021.

El producto se ha distribuido por toda la Comunidad Autónoma de Madrid, aunque la AESAN ya ha advertido a todas las comunidades mediante el Sistema Coordinado de Intercambio Rápido de Información (SCIRI).

El motivo de la alerta

El lote que ha originado la alerta alimentaria "El lote que ha originado la alerta alimentaria"

Sanidad ha advertido de la presencia de leche no indicada en el etiquetado de hamburguesas vegetales congeladas elaboradas en Suecia. Por tanto, la AESAN recomienda a los consumidores alérgicos a la leche que se abstengan de consumir el producto, mientras que recuerdan que no conlleva ningún tipo de riesgo para el resto de consumidores.

La alergia a la leche es un problema médico diagnosticado, pero es más común la intolerancia a la lactosa, que es completamente diferente. En la intolerancia a la lactosa, este tipo de "azúcar" no se digiere correctamente por el intestino grueso, por lo que libera una serie de sustancias de desecho como metano u otros ácidos, que provocan el dolor y el resto de síntomas, como hinchazón, espasmos, náuseas, vómitos o diarrea. 

Por otra parte, en la alergia a la leche se produce una alergia a las proteínas de la leche de vaca (PLV), y no a la lactosa como tal. Los síntomas de la misma suelen iniciarse durante los tres primeros años de vida, mientras que pueden desaparecer a los cuatro. Los síntomas son similares a los de la intolerancia a la lactosa, pero se añade además la posibilidad de sufrir anafilaxia tras consumir leche.

Artículos recomendados

Comentarios