Un policía es condenado por 'stealthing' o quitarse el condón durante el acto sexual

Un policía es condenado por 'stealthing' o quitarse el condón durante el acto sexual

Un policía es condenado a 3000 euros y ocho meses de cárcel por practicar el 'stealthing' o quitarse el condón durante el acto sexual.

Una condena pionera en Alemania ha condenado a un oficial de policía, de 36 años, por quitarse el condón durante el acto sexual. Esta práctica es comúnmente conocida como 'stealthing' (se podría traducir como "en sigilo"), y lo que viene a consistir esta práctica es la de quitarse el preservativo durante el acto sin que se entere su pareja.

Esta práctica sexual se ha ganado su primera condena en un tribunal local en Berlín (Alemania). El oficial de policía le ha sido impuesta una multa de 3000 euros y ocho meses de arresto por practicar el 'stealthing' sin que su pareja le diera permiso. Ya que según la chica, ella había pedido "explícitamente" que se pusiera el condón, según informa la CNN.

Este tribunal ha considerado que el 'stealthing' es punible y lo consideraron como un abuso sexual. La chica, que no dio permiso para realizar el acto sexual sin condón y que se dio cuenta de ello cuando eyaculó sobre ella, sintió que se atentó contra su consentimiento de mantener una relación sexual saludable y sin riesgos; de hecho, el policía tendrá que pagar cerca de 100 euros de la prueba médica para detectar enfermedades de transmisión sexual.

Quitarse el condón sin consentimiento

El 'stealthing' una práctica sexual muy peligrosa "El 'stealthing' una práctica sexual muy peligrosa"

En Alemania no existe "ningún precedente en el que pueden confiar los jueces", expresó Lisa Jani, la portavoz del tribunal de Berlín a la CNN. Por eso, todavía es un área jurídica un tanto verde en este tipo de juicios. Sin embargo, el tribunal destacó que, aunque el 'stealthing' no fue consentido, la relación sexual sí. El policía, que recurrirá a la sentencia, se defendió delante del tribunal diciendo que el preservativo se le había roto y, por lo tanto, esto hizo que se lo quitara por completo.

Muchas organizaciones defensoras de los derechos sexuales de las mujeres piden que el 'stealthing' sea considerado como una violación. En España, por ejemplo, es considerado como un abuso y no agresión. 

1 Comentario

  • Más recientes
  • Mejor valorados