El alcalde de un pueblo promete viagra gratis para aumentar la natalidad

El alcalde de un pueblo promete viagra gratis para aumentar la natalidad

Para salvar la escuela del pueblo es necesario que aumente la natalidad, por lo que el alcalde ha optado por una medida bastante loca.

La baja natalidad se ha convertido en un problema ante una sociedad cada vez más envejecida. Sin embargo, los políticos no se ponen de acuerdo a la hora de buscar soluciones y, mientras que unos proponen ampliar las ayudas a la maternidad, otros pretenden eliminar el derecho al aborto. Sin embargo, la idea más loca llega desde un pueblo de Francia, donde su alcalde ha prometido regalar Viagra para que las parejas se reproduzcan.

"Un pueblo sin niños es un pueblo que muere", ha explicado Jean Debouzy, alcalde de Montereau, un pueblo al sur de París, según recoge The Local. Y es que un decreto local del pasado 16 de mayo prometió "la distribución de las pequeñas pastillas azules" con el propósito de aumentar la natalidad. Se refiere a la Viagra, medicamento para la disfunción eréctil.

El decreto estipula que "las píldoras se entregarán a las parejas de entre 18 y 40 años para darles todas las posibilidades de concebir y así preservar la escuela". Y es que la despoblación está amenazando las aulas de Monrereau, ya que la disminución del número de niños provocaría el cierre del centro educativo en poco tiempo. Además, el decreto también incluye unas "bonificaciones especiales únicas" como incentivo a los bebés recién nacidos. 

¿Es legal?

Viagra, medicamento para la disfunción eréctil "Viagra, medicamento para la disfunción eréctil"

Desde que el decreto viera la luz, lo cierto es que el éxito ha sido bastante escaso. Según ha explicado el propio Debouzy, solo un hombre ha acudido a su oficina a reclamar su pastillita de Viagra. Este fracaso les ahorrará, eso sí, el problema de la nula reserva de píldoras listas para repartir, algo que ya planteó el alcalde: "Si es necesario, pactaré un acuerdo con el consejo y obtendemos una reserva".

Ante una idea tan disparatada, surge la duda sobre su viabilidad o si se incurriría en una ilegalidad. No está claro si el alcalde de Monrereau podrá entregarles Viagra a sus vecinos, ya que en Francia este medicamento solo se peude obtener con receta médica

Comentarios